Home > Archives > La Biblia Dice >
.
¿Está Perdido?
.
Foto: David Hernandez
Mi hermana y yo estábamos entusiasmados. Viviendo en un pueblo pequeño, íbamos de compras a una ciudad grande con mamá y papá. Nos encantó el panorama y el ruido. El día pasó demasiado rápido.

Nuestros padres debían hacer una parada y nos pidieron que mi hermana y yo nos quedáramos en el carro. Había escuchado por casualidad a mi padre decirle a mamá que debían regresar antes de que se terminara el tiempo en el estacionamiento. No deseaba que la policía le diera una multa.

Luego de un rato comencé a preocuparme. Entonces divisé a un oficial verificando todos los carros. Cuando ya estaba por llegar al nuestro, le dije a mi hermana que mejor fuéramos a buscar a nuestros padres antes de que llegara el policía. Pensé que encontrarlos sería sencillo. Pero después de buscarlos en varias tiendas, decidí que era mejor volver al carro.

Pero para dos niños pequeños, todos los carros lucen igual. Estábamos perdidos. Traté de esconder mis temores ante mi hermana durante un rato. Después de todo, yo era el hermano mayor. Pero cuando vi sus lágrimas, todo mi valor se vino abajo.

El Amable Gerente de  una Tienda

Luego, el amable gerente de una tienda se dio cuenta de nuestra desesperación y nos dijo que esperáramos allí mientras iba en busca de nuestros padres. Después de bastante rato, papá y mamá entraron por la puerta de la tienda. Cuando nos miraron y tomaron nuestras manos, creo que fue el momento más parecido a estar en el cielo para esos dos niños pequeños.

Es terrible estar perdido y darse cuenta de ello. Pero, de algún modo, es peor estar perdido y no saberlo. ¿Cómo puede ser? Mucha gente, sin darse cuenta del peligro, se pierden en hábitos y estilos de vida destructivos para la salud y la felicidad. Y, tristemente, no saben cómo encontrar el camino de salida. Otros, incluso están perdidos y divagan en confusiones acerca del verdadero significado de la vida. Son zarandeados por ideas y creencias confusas del mundo de hoy. No tienen fe en nada. Necesitan a Dios en sus vidas, pero no saben cómo encontrarlo.

He aquí una gran promesa que Jesús nos da: “El que esté dispuesto a hacer la voluntad de Dios reconocerá si mi enseñanza proviene de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:17, NVI).

Asi es que si quiere encontrar la salida con Dios, Él allanará el camino. Sea que nos demos cuenta o no, sin Dios todos estamos perdidos. Él dice:  “…nadie puede cambiar el color de su piel, ni puede el leopardo quitarse sus manchas; ¡tampoco ustedes pueden hacer lo bueno…!” (Jeremías 13:23, TLA).

Dios está esperando por usted en este momento. Él lo ha encontrado. Estire su brazo y tome Su mano. Él nunca lo dejará ir.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Bob DuBose. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999 y TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL © 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.