Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Las Malas Noticias Producen Dolor
.
Fotografía: Timothy Large
Todo cristiano que preste aunque sea una mínima de atención a los temas de actualidad, apreciará las palabras del Salmo 112:7-8 que dice: “No temerá recibir malas noticias; su corazón estará firme, confiado en el Señor.” 

Cada mañana me conecto a mi computadora y leo con detenimiento los titulares de las noticias en www.cnn.com. La mayoría de ellas son negativas. Sin duda usted también se ha enterado de la abundancia de terremotos, tornados, inundaciones, huracanes, incendios descontrolados y otros desastres naturales que han causado estragos en el mundo. Además de las difíciles condiciones meteorológicas, numerosas noticias describen la inestabilidad del mercado financiero y las altas tasas de desempleo –un problema que echa más leña al ya caótico mercado de viviendas. La interminable guerra en Iraq, la amenaza del terrorismo y la inquietud política en general, completan nuestra diaria dosis de malas noticias.

Felizmente, esos titulares son solamente noticias para usted –noticias que no han impactado su vida en forma personal. Desafortunadamente, por lo menos una de ellas nos afecta a todos: el costo del combustible. Con los precios subiendo y superando la temida marca de los $4.00 por galón, todos conocemos el significado de la frase “dolor en la bomba de gasolina”.  También hemos experimentado la creciente subida en los precios de los alimentos y otros artículos que ahora cuesta mucho más transportar.

Tales Cosas Sucederán

Ciertamente los desastres naturales, la inquietud y los problemas económicos han plagado nuestro mundo pecador a través de los siglos. Sin embargo, mientras digiero las noticias de cada día, recuerdo Mateo 24:6-8. Jesús nos advierte: “Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. Todo esto será apenas el comienzo de los dolores.”

Sabemos que en Mateo 24 y en muchas otras partes de la Escritura se nos dice que las cosas se pondrán mucho peor antes de la segunda venida de Jesús. Aunque no sabemos cuándo regresará Jesús, cada día experimentamos esos “dolores de parto” que aumentan en frecuencia y en severidad. Felizmente, la Biblia nos advierte que “tales cosas sucederán”. Dios está en control y confiando en Él no debemos atemorizarnos con las malas noticias. Y aunque ellas nos impacten en forma personal, sabemos que “Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar; aunque rujan y se encrespen sus aguas, y ante su furia retiemblen los montes” (Salmos 46:1-3).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Hannah Henry. Derechos © 2008 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.