Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Su Obra Maestra
.
Fotografía: Yuri Arcurs
No hay nada en nosotros que inspire el amor de Dios. Nos ama porque no puede hacer otra cosa… Nos creó. ¡Somos su propia imagen!

No hay nada que Él no sepa de nosotros. Nos conoce desde antes de ser concebidos y nos amó desde el comienzo de los tiempos. Cuando nos despertamos por la mañana y nos alegramos de ver un nuevo día, es Dios quien nos envía mensajes a través de los rayos del sol y del aroma de la brisa. No tenemos que sentir nada especial para saber que Dios nos ama, ni vislumbrar seres alados o escuchar voces extrañas ni ver que sale humo por los rincones de nuestra habitación.

Dios nos Necesita

Mi esposo –predicador y pastor de jóvenes–, dijo una vez que “Dios nos necesita”. ¡Dios lo necesita! ¡Le encanta estar con usted! Le gusta la forma de su cara, su cabello, su voz, la chispa de su mirada, el encanto de su persona. Él lo necesita. ¡Sí, a usted! Siempre buscó salvarlo. Lo hizo desde el principio del mundo.

Adán y Eva comprobaron por sí mismos que Dios no quería quedarse sin ellos después de la caída. Fue Dios quien tomó la iniciativa de “arreglar las cosas” y buscarlos para decirles que había ideado un plan de salvación que se extendería a toda la raza humana. (¿Le dije que Dios no puede vivir sin usted?)

A través del tiempo me he dado cuenta que amar a Dios es aceptar su gracia que sobreabunda, tenerle confianza y saber que somos el motivo de todo su amor. Muchas veces actuamos como Marta, la amiga de Jesús, que cada vez que Él visitaba su hogar estaba tan ocupada con cada detalle que ella consideraba importante, que dejaba escapar la oportunidad de aprender las enseñanzas que tenía para su vida. Necesitamos ser como María, la hermana de Marta, y sentarnos a los pies de Jesús, permitiendo que nos hable y nos derrita el alma (Lucas 10:38-42).

A nuestro Creador le encanta estar con nosotros… ¡Somos su mejor obra!

“Al ver Dios tal belleza, dijo: Hagamos ahora al ser humano tal y como somos nosotros. . . Fue así como Dios creó al ser humano tal y como es Dios. Lo creó a su semejanza” (Génesis 1:26-27), versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL, © 2002.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a   Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Chari Torres. Derechos © 2008 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.