Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Algo Más
.
Fotografía: Dreamstime
Como madre y esposa ocupada, trato de enfocarme de diferentes formas para completar mi horario y tener un tiempo extra para mí. Raramente procuro añadir algo más a mis agitados días. Sin embargo, ¿quién habría adivinado el impacto que podría causar el añadir otra cosa a mi agenda diaria?

Al fines del verano pasado sentí que Dios me convencía de mi necesidad de conocerlo a través de la oración y del estudio diario de la Biblia.  Muchas cosas estaban pasando en mi vida en aquel momento, y sabía que necesitaba una conexión y una comunión más grande con Dios mientras enfrentaba esas circunstancias.

Mis previos intentos por hacer calzar mis devociones durante las tardes tranquilas de mis hijos, demostraron no tener éxito. Rápidamente descubrí que esos “momentos tranquilos” no eran lo suficiente. Luego planeé encontrarme con Dios por las noches, después de acostar a los niños. Aunque parecía más fácil, descubrí que otras cosas a menudo invadían mis buenas intenciones –quehaceres retrasados, momentos con mi esposo o un agotamiento total. Eso me dejó con una sola opción: hacerlo a primera hora por la mañana, antes de que se despertaran los demás y mucho antes de comenzar las actividades diarias. Reacia, pero determinada, puse mi despertador a las 5:30 de la mañana.

Forzada a Reevaluar mis Prioridades

Muy pronto me di cuenta que mi compromiso por la madrugada con Dios empezaba la noche anterior. Mi alarma del velador me vencería si fallaba en acostarme más temprano. Cuando navegar en el internet o mirar televisión tentaba a mi noctámbulo interior, me ví forzada a reevaluar mis prioridades.

Además, descubrí con gratitud (después del período inicial del bostezo y ajuste de ojos), que mis oraciones antes del amanecer me vigorizaban en vez de dejarme agotada. Entre otros innumerables beneficios, me permite comenzar el día con el pie derecho, saludando a mi marido y a mis hijos con una sensación de paz y de tranquilidad, en vez de saltar de la cama y salir corriendo.

De modo que si usted busca realizar algo significativo con su día (o aunque no lo desee), le recomiendo que pase momentos a solas con Dios.  “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jeremías 29:13).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Hannah Henry. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso Los textos bíblicos han sido extraídos de las versione REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.