Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Recuede a sus Seres Queridos
.
Fotografía: Dreamstime
Se dice que la primavera es la estación del año para celebrar la vida. Vemos el pasto verde, las hojas pequeñas que crecen y los brotes floridos salir de la tierra. Los pájaros cantan y nacen conejitos por doquier.  Pero para los corazones que sufren con la pérdida de un ser querido, la primavera puede ser una dolorosa paradoja. ¿Cómo el mundo puede celebrar la vida, cuando estamos rodeados de muerte? 

La única forma de comprender la muerte es a través de la resurrección de Jesucristo. Debido a la esperanza que tenemos de una vida eterna con Él y con nuestros seres queridos, podemos descubrir formas para lidiar con el dolor de una pérdida.

Irónicamente, la manera de honrar a un ser querido que ha fallecido es a través de símbolos vivos. Tal vez usted pueda plantar un árbol o un arbusto en el patio de su casa o en algún lugar público en memoria de un ser querido. O quizás desee llevar flores a su iglesia o a alguien que está enfermo en su hogar.

Los feriados son momentos difíciles para quienes han sufrido una pérdida. El ayudar a otra persona puede reducir su propio dolor. Trate de reunir juguetes en Navidad en honor a la persona que amaba y dónelos a familias necesitadas. Si él o ella tenía algún hobby o interés particular, escoja sus regalos pensando en ese tema. Por ejemplo, recolectar osos de peluche, trencitos o artículos deportivos significativos para usted. También puede comenzar una tradición al ofrecer su tiempo libre para ayudar en algún proyecto de alimentación a aquellos sin hogar o a los refugiados durante la fecha de cumpleaños de su ser querido.

Álbum de Recuerdos

Otra forma de lidiar con la pérdida es hacer un álbum de recuerdos de la persona amada. Comience desde el principio utilizando todas las fotografías importantes de su vida.  Incluya sus frases predilectas y otras cosas acerca de aquella persona que fue tan especial para usted. Trate de enfocarse en los momentos felices que compartieron y cómo ellos lo ayudarán a ser una mejor persona. Aquellos recuerdos continuarán dentro suyo si usted lo desea.

Recuerde que la vida es frágil. No dé por sentado ni un solo día. Sea consciente de su influencia ante quienes lo rodean. Perdone a los que le han hecho mal aunque no se lo pidan. La vida es demasiado corta para guardar resentimientos. “El hombre es como la hierba, sus días florecen como la flor del campo: sacudida por el viento, desaparece sin dejar rastro alguno” (Salmo 103:15-16).

Vivir el resto de su vida de manera que honre el recuerdo de un ser querido, es la única forma de enfrentar su pérdida.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Forbes Dickerson. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.