Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Cerebros Adolescentes
.
Fotografía: Margie Hurwich
Continuamente los científicos llegan a nuevos descubrimientos acerca de los notables cambios en el cerebro del adolescente que nos pueden ayudar a explicar por qué la adolescencia es una etapa tan difícil para los jóvenes y sus padres. Desde los 11 a los 14 años, los jóvenes pierden una fracción substancial en las conexiones de las células cerebrales que son las que permiten que piensen claramente y tomen buenas decisiones.

Según Alison Gopnik, una profesora del departamento de Desarrollo del Niño de la Universidad de California, esta pérdida limpia o “poda” las conexiones innecesarias y deja más espacio para el procesamiento de la información en los adultos. “Las conexiones ineficaces o débiles son podadas de la misma forma en que un jardinero podaría un árbol o un arbusto, dándole a la planta la forma deseada,” dijo Gopnik.

Así como las espinillas y los vellos del cuerpo, también los cambios dentro del cerebro adolescente pueden ser perturbadores. Jay Giedd, un experto en el desarrollo de los niños del National Institute of Mental Health en Bethesda, Maryland, denominó al cerebro adolescente como “un trabajo en curso”. Agrega que los jóvenes procesan las emociones en forma distinta a los adultos.

Temperamentales, Poco Cooperativos, Irresponsables

Para resolver por qué los adolescentes a menudo son temperamentales, poco cooperativos e irresponsables, los científicos han confeccionado imágenes de sus cerebros utilizando encefalogramas que detectan las ondas cerebrales. También utilizan resonancias magnéticas funcionales que miden la actividad de varias regiones del cerebro. A través de estos estudios los científicos pueden demostrar una gran reestructura cerebral que ocurre a comienzos de la adolescencia. Esto puede explicar por qué los adolescentes son más propensos a reaccionar por instinto cuando procesan sus emociones.

El lóbulo frontal del cerebro que es el responsable del razonamiento y la toma de decisiones a alto nivel, no está completamente maduro hasta la edad adulta (algunos científicos han llegado a decir que puede llegar a estarlo incluso a los treinta años de edad).

“A través de estos estudios hemos aprendido que los grandes cambios que ocurren en el cerebro suceden durante los años de la adolescencia,” declaró Giedd. “Ellos también nos demuestran lo que cada padre confirma: el cerebro adolescente es una zona muy complicada y dinámica, la cual no es comprendida muy fácilmente.”

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Forbes Dickerson. Derechos © 2014 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.