Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Los “Top 10” del Espíritu Santo
.
Fotografía: Dreamstime
Si conociera a alguien que tiene un regalo (un gran regalo) que quisiera obsequiarle a usted, ¿no esperaría ese momento con un entusiasmo desbordante? Absolutamente. Lo cierto es que Dios tiene un regalo asombroso con su nombre. Como el mejor obsequiador de regalos, Dios anhela otorgarnos el don del Espíritu Santo. ¿Nuestro trabajo? Sólo pedirlo (Lucas11:13).

¿Por qué no reclamamos el don de Dios? Al meditar en Lucas 11:13, me reprendí a mí misma por no pedir una medida extra del Espíritu de Dios. Además, determiné aprender más acerca de la obra del Espíritu Santo en mi vida. Equipada con mi Biblia, una concordancia, lápiz y papel, comencé a buscar textos y a realizar anotaciones. Mi sencillo estudio dio como resultado la compilación de mis diez razones principales para pedirle a Dios el don del Espíritu Santo. Ellas son las siguientes:

10. El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios (Romanos 8:16).

9.  El Espíritu intercede para ayudarnos “con gemidos que no pueden expresarse con palabras,” haciendo que nuestras oraciones sean comprensibles para Dios (Romanos 8:26-27).

8.  El Espíritu nos transforma, dándonos un nuevo corazón y motivándonos a cumplir las leyes de Dios (Ezequiel 36.26-27).

7.  El Espíritu Santo toma parte en la obra santificadora de nuestras vidas (2 Tesalonicenses 2:13).

6.  El Espíritu nos amonesta y nos convence para no caer en el pecado (Nehemías 9:30; Juan 16:8).

5.  El Espíritu Santo –nuestro Consejero–, nos instruye, nos enseña todas las cosas, nos recuerda las lecciones de Cristo y nos guía a toda verdad (Nehemías 9:20; Juan 14:26; 16:13-15).

4.  El Espíritu produce los “frutos”, que son: el amor, el gozo, la paz, la paciencia, la bondad, la fidelidad, la humildad y el dominio propio (Gálatas 5:16-26).

3.  El Espíritu nos faculta para testificar y para hablar de la palabra de Dios (Hechos 1:8; 4:31).

2.  El Espíritu Santo nos da vida; no necesitamos temer a la muerte porque Jesús, a través del Espíritu, promete resucitar a todos los fieles (Romanos 8:11).

Y el número uno de los beneficios del Espíritu Santo, es…

1. El Espíritu Santo es un hermoso depósito en nuestros corazones que Dios nos ha dado para garantizarnos nuestra herencia celestial (2 Corintios. 5:5; Efesios 1:13-14).

Alabo a Dios por el don del Espíritu Santo. El logro de una de estas razones me maravilla aunque las diez –y muchas más– han sido prometidas a aquellos que invitan al Espíritu Santo a entrar en sus corazones. No hay nada que perder y mucho por ganar a través del Espíritu Santo. “Así que yo les digo: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta” (Lucas 11:9).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Hannah Henry. Derechos © 2008 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.