Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Lo Divertido de Ser Uno Mismo
.
Foto: Thomas Lammeyer
Durante la enseñanza media gané muchos concursos de arte. Después de graduarme, fui contactada para realizar un trabajo de dibujo mecánico, preparando importantes modelos para una compañía nacional. Aunque mis habilidades matemáticas eran pobres, de todos modos realicé la prueba. Fallé. Recuerdo haber pensado que si el trabajo era tan difícil como aquel examen que duró cuatro horas, me habría sentido muy miserable. Con seguridad no me habría divertido siendo yo misma. El dibujo mecánico y yo, no nos llevábamos bien.

Después que me convirtiera en escritora, descubrí una cita de Amos Rocha, el hombre que creó las famosas galletas de chocolate Amos. “El Señor nos otorga una forma especial de tener placer. Algo que conecta el cerebro, las manos y la personalidad. Nunca pierda ese llamado o lo divertido de ser uno mismo”.

En el camino, he tenido que realizar algunos “trabajos” que no tenían nada que ver conmigo. He aprendido a apreciar los dones especiales que Dios reservó para mí.

Cuando cumplí los treinta años de edad, le pedí a Dios que me permitiera hacer algo especial para Él. Oré durante tres años antes de darme cuenta que me gustaba escribir. Pronto aprendí que Dios me había creado con un propósito: “Para exclamar con voz de acción de gracias y para contar todas tus maravillas” (Salmos 26:7).

Carrera Periodística

Dios utilizó el comité de nombramiento de una iglesia para contestar mi oración. Se me pidió que sirviera como secretaria de prensa. Comencé a escribir comunicados de prensa y muy pronto me ofrecieron un trabajo en un periódico local como corresponsal. De ahí en adelante comenzó para mí una carrera periodística con miles de publicaciones.

Tampoco sabía que Dios nos colocaría a mi esposo y a mí por todas partes de Estados Unidos, equipándome con muchos pensamientos para escribir acerca de ellos. Dios me concedió oportunidades de testificar ante personas de renombre. Gente que jamás habría conocido de no ser una escritora.

Así, descubrí mi milagro personal de cómo Dios puede utilizar a una mujer común y corriente y permitirle realizar grandes cosas. Creo que Él hará esto por todo aquel que esté dispuesto. He aquí un texto bíblico que es un llamado para todos nosotros: “¿Quién quiere, pues, hacer hoy ofrenda voluntaria (de sí mismo) a Jehová?” (1 Crónicas 29:5).

No importa cuál sea nuestra posición en la vida. Dios tiene algo para cada uno de nosotros. Si no ha elevado una oración de servicio a Dios porque piensa que Él no lo puede utilizar en su obra, ¡piénselo dos veces! No pase por alto la diversión de ser usted mismo. Sólo tiene que estar dispuesto.

Tal vez no fui hecha para realizar dibujos mecánicos para glorificar a Dios, pero quizá lo haya creado a usted con ese propósito –o para algo totalmente diferente. ¿Por qué no ora ahora mismo por ello?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Betty Kossick. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.