Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Matrimonios Miserables
.
Foto: Nikolay Mamluke
Diez años después se sienten miserables. No hace mucho conversé con dos mujeres y así se sentían sobre sus matrimonios y sus vidas. Como usted puede imaginar, hay demasiado dolor en esas relaciones –la desdicha raramente es unilateral o fácil de comprender. Sin embargo, en esas situaciones, las dos mujeres se casaron jóvenes y nunca vivieron una vida fuera del matrimonio como mujer o como madres. Ahora, que han sobrepasado los treinta años de edad, se dan cuenta que tienen sueños que jamás se han cumplido. Desafortunadamente, la desdicha que proviene del abandono de sí mismas, generalmente puede erosionar otras relaciones con nuevos esposos e hijos. La comunicación entre los miembros de la familia comienza a fallar y los espirales de la vida van rumbo a la desesperación.

Ojalá pudiera decir que tengo las palabras mágicas para ofrecerle a esas mujeres. Pero no es así. Ni el Señor puede rociar partículas mágicas para sanar instantáneamente a las familias heridas. Pero les ofrece paz y amor insondables a quienes dependen de Él. Les hablé de ello a esas mujeres y también les di algunas sugerencias prácticas:

Sugerencias Prácticas

1.  Aconsejamiento: Hay personas maravillosas que Dios a dotado con la capacidad de aconsejar y de escuchar activamente a los demás. Encontrar a un buen consejero para visitarlo como pareja puede ser muy útil.

2.  Hacer Tiempo: Cuando las cosas comienzan a ser estresantes la mayoría de las relaciones comienza a experimentar la rutina. Hacer tiempo para pasarlo con alguno de sus hijos, salir una noche con su pareja o simplemente disfrutar de una taza de té y tener tiempo para pensar y respirar, puede lograr maravillas en un corazón cansado.

3.  Descubrir que el césped no tiene que ser necesariamente más verde: Como hija de padres divorciados, sé que una familia quebrantada está llena de problemas interminables. Mientras el esposo que se va puede experimentar cierta libertad y alivio fuera de la relación, existe mucho dolor que sobreviene al arrastrar a una familia por un divorcio y por años de trastornos subsiguientes.

Hay situaciones donde el divorcio es apropiado, pero muchas veces en que el abuso no es la causa, las relaciones pueden seguir adelante con mucha oración, paciencia y perseverancia.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Joelle Yamada. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.