Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
¿Felices para Siempre?
.
Fotografía: Nathan Jones
Los investigadores han descubierto que las personas que trabajan, aunque sea unas pocas horas después de la jubilación, son personas más saludables, felices y viven más años que aquellos que escogen no trabajar más. ¿Y qué pasa si usted ya ha cumplido los 65 años reglamentarios de la jubilación, y aún quiere trabajar?

Tal vez tengamos la película más clara si consideráramos lo siguiente: ¿por qué una profesional –una señora de más de 70 años de edad–  querría seguir trabajando? ¿No cree, usted, que a esa edad desearía relajarse y volverse perezosa? Pienso que si la señora en cuestión tuvo un trabajo físicamente intenso y su salud no estaba bien, probablemente desearía jubilarse. Sin embargo, si ella ama su trabajo y su salud se lo permite, ¿por qué debe ser forzada a jubilar por el simple hecho de haber alcanzado cierta edad? Desde luego, esto también va para los hombres.

Yo soy una de esas señoras, y me siento afortunada de tener la habilidad de escribir. Es un don espiritual y lo reconozco como tal. Fue a temprana edad que decidí que cualquiera fueran mis dones, los dedicaría a Dios. Cuando descubrí que me gustaba escribir y que me dedicaría a eso–ya que las entrevistas eran mi fuerte– el periodismo me pareció el camino a seguir. No quiero decir que escribir es algo fácil de hacer. Especialmente cuando se trata de escribir para un periódico. Sin embargo, cuando un escritor siente pasión por las personas y anhela ayudar a promover buenas causas, el resultado es un matrimonio maravilloso. Y es lo que hago a través del periódico, revistas y, ahora, a través del internet. Es la forma perfecta de servir a la comunidad.

Debido a que el estilo de lo que escribo apela a muchos, mi opinión cuenta. Influenciar a las personas a través de un comentario es una gran responsabilidad. A pesar de todo, pienso permanecer escribiendo el tiempo que el Señor me permita.

¿Y qué tal, usted? ¿Ha decidido no poner a un lado sus talentos, sino que utilizarlos tanto como el Señor lo desee? Tal vez no esté trabajando por un sueldo mensual, pero puede estar sirviendo como voluntario, utilizando esas mismas habilidades. Recuerde que usted todavía trabaja, aunque no sea por dinero. O, tal vez, esté haciendo las dos cosas. No puedo imaginar no servir como voluntaria, así como tampoco puedo imaginarme vivir sin trabajar. Así se equilibra mi escala de servicio.

¿Demasiado Anciano?

Tal vez usted ya no tenga ganas de trabajar o piensa en ello no porque se sienta como una persona mayor, sino porque cree que los demás lo ven como un anciano. La inseguridad y la intimidación generalmente son sentimientos que anidan en nosotros sin que lo queramos. Pensamos que ese es el caso cuando en realidad no lo es.

Una amiga me dijo que no se había constatado cuán valiosa era sino hasta que se jubiló y sus compañeros le hicieron una fiesta de despedida. A las seis semanas estaba de vuelta en el trabajo como consultor –y más feliz que nunca.  Admitió que había pintado un retrato de ella que no era el verdadero.  Ahora florece como nunca antes.

Existe una tendencia en la actualidad debido a la economía norteamericana. Tres cuartas partes de las personas nacidas en los años ’50 planean trabajar después de la jubilación. Algunas piensan cambiar de carrera para entonces. Sin embargo, la mayoría de ellas no planea trabajar a tiempo completo. Incluso los trabajos esporádicos pueden hacer una gran diferencia en sus finanzas al jubilar. Existe un sito cibernético para ayudar al trabajador de más edad –seniors4hire.org– y, desde luego, el ya conocido AARP nos puede ayudar a escoger una nueva carrera o trabajo en www.aarp.org/money/careers.

Personalmente, no he encontrado en ninguna parte de las Escrituras que diga que debemos jubilarnos. Luego de constatar los beneficios que la mayoría de las personas reciben a consecuencia de permanecer en su lugar de trabajo, lo más práctico es estar activos. Nadie puede decir que somos unos vejestorios, ¿o sí?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Betty Kossick. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.