Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Familia y Amigos
.
Foto: Benjamin Earwicker
Todos saben lo que significa pertenecer a una buena familia. Pero es una verdadera bendición cuando los miembros de su familia también son sus amigos. Nuestra familia se dio cuenta de eso durante la boda de mi hija. Lo sabíamos, pero cuando usted está dentro la impresión es mucho más profunda.

Quienquiera que haya planificado una boda sabe que por más preparación que se haya hecho con anterioridad, siempre existe una lista de cosas por hacer uno o dos días antes del evento y que no pueden llevarse a cabo antes de lo programado. Mientras nos encontrábamos repasando esa lista, hubo miembros de la familia que acudieron en nuestra ayuda, preguntando: “¿Qué puedo hacer?” Y, otra vez: “¿Hay algo que pueda hacer?” “Tía Gwen, ¿en qué otra cosa te puedo ayudar?” Había hermanas contribuyendo con sus talentos decorativos, artísticos y musicales. Hubo un hermano que él mismo fue hasta Taco Bell a buscar comida para un grupo de personas hambrientas. También hubo sobrinos grabando hermosas imágenes en video y tomando fotos. Fotografías que ni siquiera algunos fotógrafos profesionales hubieran pensado tomar. Hubo 150 galletitas en forma de hoja que la abuela amorosamente cocinó.

No es excepcional que la familia inmediata asista a una boda. Pero llegar temprano para ayudar en los toques finales y en aquellos finalizada la boda, y hacerlo no porque se espera de ellos que lo hagan sino porque disfrutan ayudando a los demás, eso es algo muy especial. El saber que algunos familiares dejaron a un lado sus labores mientras que otros soportaron complicaciones de vuelo y algunos arreglaron con tiempo clases y compromisos para asistir al evento, es algo sumamente especial. Saber que una hermana tuvo que hacer frente a acontecimientos inesperados de última hora y enterarnos de ello mucho después, es algo conmovedor.

Cuando llegó el momento del evento, todo resultó como planificado. Los novios fueron unidos en matrimonio no sin antes haberlo preparado todo muy bien.

Cuerpo de Cristo

Reflexionando en lo maravilloso que es cuando los miembros de una familia trabajan unidos por una misma causa, pensé en la iglesia, que es el cuerpo de Cristo. ¿No es, en verdad, lo mismo? El Novio (Jesús) está por llegar y la novia debe estar lista. Pienso cuán maravilloso sería que las las diferentes partes de esta familia llamada iglesia nos acercáramos al Señor y le preguntáramos: “¿Qué necesitas que haga?” “¿Qué puedo hacer ahora?” “¿Cuál es la basura que quieres que saque?” “¿De qué forma deseas que utilice mis talentos para ayudar al éxito de este evento?” “¿Qué diligencias quieres que haga por ti?” “¿Hay alguien que necesita alimento?”

¡Piense en ello!  ¿Qué pasaría si la iglesia fuera realmente una gran familia, con miembros dispuestos a sacrificar su tiempo, trabajo y talentos en el evento que Jesús está preparando?  ¿Qué sucedería si Dios se encontrara rodeado de miembros de iglesia, esperando su próxima tarea? La iglesia es la novia del Señor. Hay mucho por hacer alistándonos para el evento que se aproxima. ¿Estamos ansiosos preparando todo para que Jesús se reúna con su novia?

Hay algo en lo que debemos pensar. Sí, es en verdad una bendición que Dios nos regale familiares y amigos en un solo envoltorio. ¿No sería maravilloso que le devolviéramos esa misma bendición a Él?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Gwen Scott Simmons. Derechos © 2008 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.