Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
¿Comprometidos?
.
Photo:
¿Sabía usted que la mayoría de los compromisos matrimoniales ocurren entre el Día de Acción de Gracias y San Valentín?1  Así que con el mes de febrero con nosotros, muchas parejas considerarán comprometerse en sus relaciones amorosas.

Pero con la tasa de divorcio en Norteamérica en un 50%, me pregunto si las parejas no deberían hacerse otras preguntas antes de hacer la más importante. Preguntas tales como: ¿Cuán bien nos conocemos el uno al otro? ¿Hemos pasado suficiente tiempo juntos como para saber cómo es realmente mi pareja? ¿Es esta la persona con la cual me proyecto en la vida?

Tengo un amigo que se especializa en aconsejamiento prematrimonial y ya ha aconsejado a más de 100 parejas comprometidas. No hace mucho me dijo que el aconsejamiento prematrimonial logra que aumenten las posibilidades de que la pareja permanezca casada. Enfatizó que el propósito del aconsejamiento prematrimonial no es el de crear problemas en la relación ni concluir que una pareja no debe casarse. Más bien se trata de descubrir áreas de fortaleza entre ellas, como también de conflictos potenciales y formas de posibles arreglos.

Comunicación

Cuando le pregunté qué tema era el más difícil de enfrentar en las parejas comprometidas, inmediatamente dijo que era “la comunicación”. Él cree que se debe a que muy pocos adultos fueron enseñados en la niñez a comunicarse con los demás –muchos han aprendido a “reaccionar” siguiendo el ejemplo de otros. Dice que la comunicación es una habilidad que necesita ser aprendida y que puede mejorar con el tiempo. No se trata sólo de aprender a escuchar, sino que debemos aprender a conversar. El aconsejamiento prematrimonial puede ser el primer paso de muchos años de comunicación exitosa en vez de años llenos de argumentos y palabras hirientes.

Existen muchas áreas adicionales que deben ser discutidas antes del matrimonio. Temas como la religión, las finanzas, la sexualidad, el manejo de los conflictos, los hijos y los suegros –por nombrar unos pocos. Por ejemplo, un pastor le preguntó a una pareja cuántos hijos querían tener. La joven mujer enseguida contestó: “¡Ah! ¡Yo quiero tener muchos niños!” El joven contestó simplemente: “Yo no quiero tener hijos”. La pareja se miró con asombro. Habían asumido que los dos pensaban igual.

Casarse es mucho más serio que “salir juntos”. Usted no puede terminar la relación y buscar otro chico o chica. El día de su boda usted prometerá “hasta que la muerte nos separe”. Eso es tan solemne como que usted está comprometiéndose que sólo la muerte lo separará de su pareja.

Si nos preparamos para acontecimientos mucho menos importantes en la vida como por ejemplo, un examen, una prueba de conducción, una entrevista de trabajo, etc., ¿no deberíamos prepararnos mucho más para un compromiso de toda la vida? Si usted está interesado en recibir aconsejamiento prematrimonial, acuda a un pastor o a un consejero. Mi amigo consejero utiliza un programa muy conocido llamado “Prepare-Enrich”. Encontrará más información a través del sitio www.prepare-enrich.com.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a   Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Nancy Canwell. Derechos © 2008 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.

1 http://feteperfection.com/blog/?p=48


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.