Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Los 4 Favoritos de Muller
.
Fotografia: Lisa F. Young
“Desearía escuchar que una voz del cielo me diga qué debo hacer”, me confió un amigo recientemente. “¡Es muy difícil tratar de saber cuál es la vountad de Dios!”

Mientras la mayoría de nosotros no escuchamos voces que vienen desde el cielo, sí desearíamos conocer la voluntad de Dios para tomar las decisiones correctas. Pero, ¿cómo saber cuál es la voluntad de Dios para nosotros? ¿Existen formas específicas por las cuales podamos determinar si debemos seguir los planes de Dios

George Muller, un campeón del cristianismo en Inglaterra durante el siglo XIX, dijo lo siguiente: “Cuando nos entregamos completamente a Dios y… cumplimos su voluntad, Él se hace responsable de nuestros logros.”

Muller tenía cuatro pasos que utilizaba para determinar cuál era la voluntad de Dios para su vida. El primero era liberarse totalmente de la suya. “Escoger no hacer mi propia voluntad es el 90 por ciento de la ecuación”, decía Muller, a menudo. También creía que cuando llegamos a estar dispuestos a hacer la voluntad de Dios cualquiera que esta sea, generalmente esta es una forma de obtener el conocimiento que buscamos. Salmos 37:5, dice: “Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará.”

Ore Antes de Estudiar

El segundo paso es observar la Palabra de Dios. Todo lo que sea contrario a lo que la Biblia enseña, no puede estar en concordancia con la voluntad de Dios.  Ore antes de estudiar la Biblia y ponga atención a lo que el Espíritu Santo quiere decirle (el señor Muller leyó la Biblia 100 veces… ¡de rodillas!)

El paso número tres es considerar las circunstancias providenciales existentes. Mucha gente tiene historias que cuentan los eventos que han ocurrido en su vida y en donde las circunstancias de un milagro eran tan improbables que sintieron que la mano de Dios había ordenado aquellos acontecimientos. “Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti” (Salmos 32:8).

El último paso implica tomar una decisión tentativa, basada en los primeros tres pasos, esperando y valorando su nivel de paz con respecto a ella. Si su mente está en paz acerca del asunto durante algún tiempo, usted puede avanzar confiadamente. Si la sensación de paz está ausente, si se siente presionado por compromiso, si recibe constantemente una reacción desfavorable de parte de la familia cristiana, de sus pares o consejeros —estas son banderas rojas de advertencia. ¡No las ignore!

Dios lo conoce muy bien y siempre tiene en mente el mejor interés para usted. La verdadera libertad en la vida proviene de seguir a Dios. Cuando usted escoge caminar con Dios, puede decir confiadamente: “Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha” (Salmos 16:11).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.