Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Desear Demasiado
.
Fotografia: Jason Stitt
Alguien ha diagnosticado que la enfermedad de los norteamericanos modernos es la opulencia –ya sea tener demasiadas cosas o desear demasiado. Pareciera que la mayoría anhela vivir como el vecino (a menos que usted sea ese vecino), o siente que no puede ser completamente feliz. Para muchas familias las dificultades financieras son el problema número uno que enfrentan, incluso para aquellos que tienen más dinero que la gran mayoría de los norteamericanos o de las personas en el mundo. 

Los autores del libro titulado The Day America Told the Truth1 (El Día en que Norteamérica Dijo la Verdad), descubrieron algunas tendencias perturbadoras en su investigación. Cuando se les preguntó a los norteamericanos “a qué renunciaría para conseguir diez millones de dólares”, un 25 por ciento dijo que abandonaría a sus familias para siempre; otro 25 por ciento contestó que dejaría a Dios y a la iglesia; un 16 por ciento manifestó que abandonaría a sus esposas. En muchos hogares el dinero ha llegado a ser el rey”. 

Dios también está bastante interesado en este asunto. La Biblia tiene más de 500 versículos que hablan de la fe, ¡pero más de 2.000 referencias en cuanto al dinero y a las posesiones personales! De las 38 parábolas que hay en la Biblia, 16 de ellas –casi la mitad–, se refieren al dinero. 

Los cinco pasos del plan financiero de Dios para su familia: 

1. Entréguele todo lo que tiene a Dios. Nada nos pertenece, realmente; somos simplemente mayordomos de lo que Él nos da. 

2. Devuelva el diezmo y las ofrendas con alegría. Usted no tiene que entender cómo funciona todo en relación a los diezmos; sólo necesita saber que es así (2 Corintios 9:6-8). 

3. Esfuércese. El plan de Dios es que trabajemos arduamente y nos ganemos el pan con el sudor de la frente. El trabajo satisface, moldea el carácter y desarrolla gratitud, apreciación y valor. 

4. Haga un presupuesto realista y mantenga sus registros al día. La ausencia de un registro adecuado de los gastos evita que las parejas hagan buenas decisiones financieras. 

5. Huya de la esclavitud de las deudas. Una frase familiar en las ceremonias matrimoniales: “hasta que la muerte nos separe”, se ha transformado en tragedia: “hasta que las deudas nos separen”. 

Es críticamente importante enseñarle a los hijos desde muy pequeños los siguientes cinco principios financieros: 

1. El principio de la riqueza verdadera. Los niños necesitan aprender que la riqueza verdadera proviene de dar, no de tener más. La mayor felicidad es cuando los ricos dan de sus muchas riquezas para ayudar a otros. 

2. El principio de la gratitud. Un niño que crece donde sus padres no hacen nada pero esperan gratitud, nunca podrá aprender solo ese principio. 

3. El principio de la responsabilidad. Los niños a quienes se les da tareas con recompensas incorporadas por el logro de ellas, entenderán que ellos son los dueños de sus vidas. 

4. El principio de la generosidad. Muchas veces el egoísmo es la raíz de nuestros problemas financieros. Los niños necesitan aprender una lección muy importante: compartir y ser desinteresados con lo que tienen. 

5. El principio de la gratificación tardía. Uno de los mayores signos de madurez de un padre es la habilidad de demorar la gratificación y ser modelo de ese principio ante sus hijos. 

Mientras la avenida principal de nuestra ciudad nos dicta lo que debemos comprar, Dios desea que nos alegremos con lo que tenemos. Por eso Jesús dijo: “Recuerden que siempre pondrán toda su atención en donde estén sus riquezas” (Mateo 6:21). 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Claudio Consuegra. Porción reimpresa con el permiso de Mid-America Outlook Magazine, octubre 2007. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.
El texto bíblico ha sido extraído de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2002. 

1 Patterson, James y Kim, Peter. The Day America Told the Truth: What People Really Believe About Everything That Really Matters (El Día en que Norteamérica Dijo la Verdad: Lo que Realmente Cree la Gente Acerca de lo que Realmente Importa) (Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall Trade, 1991).


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.