Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Más que el 10%
.
Fotografia: Stock.xchng
A menudo, cuando medito en el deber que tengo hacia mi prójimo, generalmente lo hago a grasso modo y con fría eficacia política. Pero últimamente, pensando en esos términos y en el mundo que me rodea, esto parece insuficiente, y bastante perjudicial. El reciente espectáculo de ciudades diezmadas por huracanes y otras abandonadas por quienes tienen el poder, nos muestra que existe una pieza perdida en la confusión social que debe ser contestada utilizando un encuadre diferente. Mientras generalmente me niego a pensar en mezclar la política con la religión, parece enteramente apropiado que los asuntos políticos quieran manejar la forma en que tratamos a nuestros hermanos y hermanas en Cristo, Y, afortunadamente, esa siempre fue la opción que el Salvador utilizó cuando estuvo en esta tierra. 

En el evangelio de Lucas vemos que estamos cometiendo el error de preocuparnos más por vivir bajo la letra de la ley que por el espíritu de Cristo. El capítulo 11:39-42 de Lucas declara lo siguiente: 

“–Resulta que ustedes los fariseos –les dijo el Señor–, limpian el vaso y el plato por fuera, pero por dentro están ustedes llenos de codicia y de maldad. ¡Necios! ¿Acaso el que hizo lo de afuera no hizo también lo de adentro? Den más bien a los pobres de lo que está dentro, y así todo quedará limpio para ustedes. ¡Ay de ustedes, fariseos!, que dan la décima parte de la menta, de la ruda y de toda clase de legumbres, pero descuidan la justicia y el amor de Dios. Debían haber practicado esto, sin dejar de hacer aquello.” 

Alivio a los Demás 

Dios no está satisfecho simplemente con nuestra desgana por sobrepasar el límite de velocidad y nuestra voluntad para pagar los impuestos y el diezmo. Lo que espera de nosotros no es un estilo de vida que nos traiga consuelo, sino alivio a los demás. Dios es el dador de todas las bendiciones y si hemos de servirlo, tenemos que ser de bendición para quienes nos rodean. Cristo reprendió a los fariseos no por insistir en obedecer la ley, sino por su insistencia en solamente obedecer la ley. La vida a la cual hemos sido llamados a liderar, es una vida de sacrificio y se nos ha pedido que la vivamos así por Aquel que realizó el mayor de todos. 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Garrett Gladden. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.