Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Mudanza 101
.
Fotografia: Stock.xchng
“¡Nunca pasaré nuevamente por una mudanza como ésta!” Eso fue lo que dije.

A través de los años nos hemos mudado unas cuantas veces, de manera que usted pensaría que ya hemos perfeccionado el proceso; pero no, no es el caso. Cuando el camión de la mudanza llegó, todavía teníamos cajas sin empacar, el congelador sin vaciar, muchas cosas del sótano sin clasificar y la casa sin limpiar. Tres días más tarde, luego de recibir ayuda de amigos y familiares, finalmente nos dirigimos hacia nuestro nuevo hogar. Fue entonces cuando prometí que nuestra próxima mudanza sería diferente y, felizmente, así fue. Aunque nos mudamos durante la última semana de clases de mi esposo, sentía que estaba más organizada y menos estresada. ¡He aquí algunas sencillas ideas que hicieron la diferencia!

Consejos para una Mudanza

1. Dejar atrás a los amigos y el hogar familiar puede ser espantoso para los niños. Lo primero que dijeron nuestros hijos cuando les contamos los planes de mi esposo de cambiar de carrera y convertirse en un pastor, fue lo siguiente: “¡Eso significa que nos tendremos que mudar muchas veces!” No era una alegre perspectiva para ellos. Lo que hicimos para que la mudanza fuera menos traumática para ellos, fue ilusionarlos con algo. La anticipación de una mascota (terminamos con dos: un perrito y un gatito), ayudó a aliviar parte de la tristeza que sintieron al dejar a sus amiguitos.

2. Comience a planear con tiempo. No es muy práctico empacar la mayoría de los artículos semanas antes de la mudanza, pero comience a revisar sus cosas, deshaciéndose de aquello que usted sabe que no quiere llevar. Venda aquellos artículos que no desea. Un dinero extra siempre es bienvenido ¡y no tendrá que llevarse lo que no quiere! Será mucho más fácil para quienes le ayudan si usted no se pone a revisar mientras empaca.

3. Confeccione un calendario para su mudanza y una lista de verificación de las cosas que necesita hacer en cada punto del trayecto. Esto le ayudará a evitar que se le olviden cosas debido a la prisa que envuelve la mudanza misma. He tratado de pasar por la oficina de correos para dejarles el formulario de cambio de domicilio y ha estado cerrada. Tener un calendario puede ayudarle a evitar el olvido de los pequeños detalles.

4. Si es bendecido con amigos que desean ayudarlo, ¡acéptelos con gratitud! No trate de convencerse de que puede hacerlo todo usted mismo o esperar hasta el último minuto para pedir ayuda. Mientras más cosas haga antes de tiempo, más calma y relajado será el día de la mudanza. Durante nuestra reciente mudanza pude mantener la cordura debido a que nuestros amigos vinieron a empacar, a entretener a los niños y a ayudarnos con la limpieza.

5. Trate de relajarse. Algunas cosas van a romperse, serán rasguñadas o se perderán. A menudo durante una mudanza me he dicho a mí misma: “mis muebles ahora tienen un poquito más de carácter”. Incluso las mejores mudanzas son estresantes pero, al final, ¡usted habrá llegado a su nuevo hogar!

Mudarse puede llegar a ser desafiante, pero con mucha oración y planificación el mudarse también puede ser divertido y emocionante. Las historias que usted tenga de sus mudanzas, ¡quizás lleguen ser las preferidas de su familia!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Leslie Olin. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.