Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Culto Familiar 101
.
Fotografia: MorgueFile
¡El culto familiar está desacreditado! Con el paso de los años, muchos cultos familiares se han puesto tan aburridos que ahora sus ya crecidos hijos no continúan con la tradición de realizar el culto en sus propias familias. Esta es una tragedia y no debiera ser así. He aquí algunas pautas para ayudar a que el culto familiar mejore: 

1. Que Sea Consistente – Realizar el culto familiar no es tan importante como cerciorarse de hacerlo más o menos a la misma hora. La vida es atareada para todos, así que asegúrese de que cada miembro de su familia aparte un momento para que todos estén presentes. Hable con sus hijos y pídales que lo ayuden a escoger un momento para lograr que toda la familia se involucren en él. 

2. Que Sea un Momento Alegre – No logrará decir nada sino “aburrir” si se trata de un culto monótono, con una historia recitada por una mamá o un papá agotados, con el ceño fruncido. La alegría del momento del culto comienza con los padres, así que ponga una sonrisa en sus labios y entusiasmo en su voz al dirigirlo. Recuerde a quién están venerando y cuán especial es su reunión con el Creador. Guíe a través del ejemplo. 

3. Que Sea Corto – Los cultos familiares largos y tediosos no ayudan a nadie… ¡ni siquiera a usted! Es preferible que el tema sea corto y entusiasta en vez de continuar hasta que todos le imploren que se detenga (aunque lo hagan casi desfalleciendo). 

4. Que Sea Apropiado a Su Edad – Todos en su familia están pasando por situaciones personales de la vida diaria. Los adolescentes experimentan ansiedades diferentes a la de los niños más pequeños. Cerciórese de hablarles directamente a sus edades, no a sus cerebros. 

5. Que Esté Enfocado – Tratar de hablar de demasiados temas durante el culto puede frustrar a sus hijos y a usted. Enfoque su energía en un tema y planee cómo lograr esa meta. Quince minutos para planificar por adelantado puede hacer la diferencia entre saber lo que está tratando de alcanzar y no tener idea de ello. 

6. Que Sea Imprevisible – Si sus hijos saben exactamente qué esperar de cada culto, lo más seguro es que no sientan ganas de estar allí. Las sorpresas agradables los harán desear con anticipación que llegue el momento del culto y a crear un ambiente de aprendizaje y crecimiento. 

El culto familiar posee el potencial de unir más a la familia. Orar, cantar y adorar juntos es un gran paso para brindar una atmósfera más espiritual a su hogar. 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.