Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Amar Desinteresadamente
.
Fotografia: MorgueFile
Una pareja discutía acerca de quién debía hacer el café cada mañana. La esposa, decía: “Tú debes hacerlo, porque te levantas primero en la mañana y así no tendríamos que esperar tanto”. El esposo, decía: “Tú estás encargada de cocinar y lo debes preparar tú porque ése es tu trabajo. Yo sólo debo esperar a que esté listo”. La esposa contestaba: “No, lo debes hacer tú. Además, en la Biblia dice que el hombre debe preparar el café”. El marido contestó: “No lo creo, muéstrame dónde está lo que acabas de decir”. Entonces trajo la Biblia y la abrió en el Nuevo Testamento, mostrándole la palabra...“HEBREWS” (esta anécdota sólo tiene sentido en el idioma Inglés*). 

¡Esa sí que es una exégesis bíblica en su mejor forma! ¡Quién lo hubiera pensado! Siempre me he preguntado cuál es el significado del título de ese libro del Nuevo Testamento. 

Es interesante ver cuántas de nuestras interacciones con los demás degeneran queriendo comprobar quién tiene la razón como si eso fuera el factor más importante. Nos encanta “demostrar” la autoridad apoyándonos en nuestras posiciones para que vean lo imbatibles que somos. Al final, llega a ser más importante tener la razón que poder relacionarnos con los demás. 

Preocupado por el Hombre 

Martin Buber, el preminente filósofo y ensayista judío, uno de los eruditos del fundamento que impactó el estudio de la comunicación interpersonal durante el siglo XX, escribió una vez: “Cuando conozco a un hombre no suelen interesarme sus opiniones. Lo que a mí me concierne es el hombre. Pienso que ningún ser humano puede ofrecer más que esto. Hacer posible que la vida sea mejor para los demás, aunque solamente sea por un instante.” 

Imagine el cambio que habría entre el marido y su esposa de nuestra historia inicial si tuvieran ese deseo en sus mentes –hacer que la vida sea vivible para el otro. Suena como vivir sacrificada y desinteresadamente –la definición del amor que Jesús nos demostró. Así es como lo describe Jesús: “Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Pero entre vosotros no sera así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos” (Mateo 20:25-28). 

Imagine tener una relación donde cada persona escoja dar la vida por el otro, servir desinteresadamente a los demás, como lo hizo Jesús. ¿No es éso lo que usted desea para sus relaciones? 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Greg Nelson. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.