Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Enséñame a Caminar Lento
.
Fotografia: Colin Eaton
Adoro a los perros y he compartido mi corazón y mi hogar con dos de ellos durante mi vida. Como dueña responsable de mascotas, siempre entrené a mi perros para actuar casi como miembros de la familia, agradables y cooperadores. Aprendieron a no saltar encima de los huéspedes, a no comer alimentos en la mesa ni a subirse a los muebles. Incluso, les enseñé algunas órdenes de cómo sentarse, echarse, sacudirse y rodar a cambio de galletas para perros. 

Pero hubo una orden que mis perros no aprendieron: a caminar casi pisándome los talones. Traté de enseñarles, pero no tuve la paciencia y la consistencia necesarias. Por lo tanto, salir a caminar (especialmente con mi Rottweiler de 120 libras de peso) tenía como resultado el afirmarme muy bien de la correa para salvaguardar mi vida mientras mi amada mascota la halaba deseosa de salir corriendo velozmente. Además, si veía un gato, un conejo, una ardilla o alguna persona, los distraía y cambiaban instantáneamente de dirección. Lo único que detenía a mis perros en forma efectiva era un olor diferente. Si descubrían un aroma interesante, era yo la que tenía que tirar de la correa para lograr que se movieran. Pero no todo era horrible; salir a pasear a los perros era como jugar a la guerra tironeando de sus correas. Nuestras excursiones por el vecindario hubieran sido más pacíficas si mis preciosos perros hubieran aprendido a caminar calmadamente. 

Puedo pensar en por lo menos un personaje bíblico que dominó el arte de andar lento. La Biblia nos dice que Enoc anduvo 300 de sus 365 años en la tierra (Génesis 5:21-24). No estoy muy segura de lo que significa exactamente “andar con Dios”, pero el Señor pareció aprobarlo. Hebreos 11:5 dice: Por la fe Enoc fue sacado de este mundo sin experimentar la muerte; no fue hallado porque Dios se lo llevó, pero antes de ser llevado recibió testimonio de haber agradado a Dios”. Quizás, entre otras cosas, Enoc aprendió a pisarle los talones a Dios. 

Perros que Andan Calmadamente 

Descubrí una excelente explicación acerca de caminar calmadamente en la red, en el sitio www.bullwrinkle.com. Dice que los perros andan calmadamente si van a su lado izquierdo y permanecerán allí mientras usted camine, corra, se detenga o gire. El perro no intentará correr delante suyo ni virarse, y tampoco halará la correa. 

Desde luego, andar con Dios –significa seguirle calmada y atentamente, paso a paso. No permite distracciones materiales haciéndonos salir del sendero. No significa ir corriendo adelante para llevar a cabo nuestros planes personales. Tampoco es quedarse atrás o negándonos a seguir cuando no entendemos ni confiamos completamente en los designios de Dios. 

Uno de los sitios en la red para entrenamiento de perros (www.do-behave.com), dice que cuando andamos calmadamente el perro “se mueve sin que se le ordene cambiar de dirección a cada paso, ajustando su ritmo al suyo y sentándose automáticamente cuando usted se detiene. La hermosa caminata lenta es realmente un gozo.” 

Qué alegría será para nosotros, en experiencia y ejecución, ¡si aprendemos a andar lenta y apropiadamente junto a nuestro Maestro! 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Hannah Henry. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.