Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
De Vecinos a Amigos
.
Fotografia: Jenny Erickson
Protegiéndome del frío mordaz, puse mi regalo aún tibiecito bajo el brazo y conduje a mi manada de niños igualmente abrigados hacia la puerta principal. “No nos tomará mucho tiempo,” les aseguré. “Viven sólo cuatro casas más abajo”. 

Nuestros nuevos vecinos acababan de mudarse y recordando el ejemplo de mi madre, había horneado un maravilloso molde de pan con el cual deseaba darles la bienvenida a nuestro vecindario. 

Caminamos dificultosamente por la entrada, sacudiéndonos la nieve de nuestras botas y haciendo sonar el timbre. La dueña de casa nos abrió y nos hizo pasar al interior luego de presentarnos y de decirle cuál era nuestra misión. Ella aceptó nuestra olorosa ofrenda de amistad y exclamó con incredulidad: “Había oído que ocurrían cosas así, ¡pero nunca supe que había personas que realmente lo HACÍAN!” 

“Aquí hacemos ésto,” sonreí. “Todos nos conocemos y cuidamos nuestros intereses.” 

Aunque pasar una o dos horas agradables a la semana charlando con mis vecinas junto a la cerca puede considerarse como cosa del pasado, conocer y manifestar interés por sus vecinos es posible aún en una sociedad tan agitada como la nuestra. 

Si usted o sus vecinos tienen niños pequeños es incluso más fácil conocerse y saludarse unos a otros. Los niños generalmente no tienen las inhibiciones de los adultos. Pero, incluso si sus vecinos son considerados como parte del grupo “super ocupados, raramente en casa”, hay formas de conectarse con ellos. 

Asado Vecinal 

Cuando el clima así lo permita, planee un asado vicinal o una comida tipo potluck durante el fin de semana. Invite a cada vecino de su cuadra (o dentro de un área determinada). Si es posible, tenga mesas dispuestas a través del jardín de su casa. Así sus vecinos se sentirán más cómodos durante el primer contacto que tengan, que estando dentro de la casa. 

Durante las fiestas de fin de año visite cada hogar llevándoles pequeños regalos, como por ejemplo galletitas hechas en casa o flores. Si aún no ha conocido a sus vecinos, puede dejarles una tarjeta pegada en la puerta con su nombre y su número telefónico. 

Cuando sus amigos se ausenten por algunos días del hogar, ofrézcase a cuidarles su mascota y a vigilar su casa mientras estén de viaje. Cuando los vecinos se mudan con frecuencia, puede llegar a ser desalentador hacer amistades. Algunas personas se muestran reacias a establecer nuevas amistades. Respete sus deseos de privacidad, pero no renuncie a ser amigable cuando los vea. La mayoría de la gente desea ser un buen vecino. Algunos hacen amistades de por vida y a veces parecen como miembros de la familia que simplemente vecinos. En caso de emergencia, ¡un vecino cercano puede ser más valioso que un familiar que vive demasiado lejos! 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.