Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Dios, Alto y Profundo
.
Fotografia: S.E. Moses
He vivido la mayor parte de mi vida en planicies. Excepto cuando a la distancia podía ver las montañas de Pennsylvania, he vivido donde la tierra se ha elevado suavemente y nada más. En la actualidad, vivo en un Estado donde el punto más elevado no es más alto que el techo del garage de mi casa. Siempre que puedo me gusta gozar de la presencia de Dios más allá de los edificios y de las ciudades, lejos de aquellas cosas que ha fabricado el ser humano. Me es más fácil orar en esas condiciones. 

Durante todo un año he estado observando diferentes fotografías de las Montañas Rocosas canadienses que tengo en una pared de mi cocina –anticipándome al momento cuando esté para siempre en aquellos lugares. Recientemente, mi marido y yo viajamos a Alberta, Canadá, a pasar algunos días con unos amigos y para visitar Banff y Jaspe. Cada vez que nos deteníamos en el camino, el pasaje sobrepasaba todos los adjetivos que pudiéramos recordar. “Ay, ay, ay,” no podíamos expresarlo en forma adecuada. Deseaba darle gracias a Dios o decirle algo, pero no lograba encontrar las palabras. Venían a mi mente versículos de la Biblia, tales como: “Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras” (Romanos 8:26). Al detenerme en la cima de un glaciar tan profundo como la Torre Eiffel, recordé cuán increíblemente diminutos somos los humanos ante la creación de Dios. Aunque Él ama a cada persona individualmente, aprecié mejor el significado de Efesios 3:17-18: “Y pido que, arraigados y cimentados en amor, puedan comprender, junto con todos lo santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo.” 

Inspírame 

Deseaba observar los colores y las sombras de las montañas y las cataratas a través de las distintas tonalidades del día y de las temporadas del año. Creo que mis ojos y mi alma estaban sedientos de aquella grandiosidad, mientras me sentía fascinada ante las interminables montañas. El poder del clima y la ferocidad del terreno creaban respeto y temor hacia aquel ambiente natural. Las diferentes elevaciones parecían ensanchar y consumir toda la tierra. Sin embargo, parecieron terminar mientras manejamos unas cuantas horas y nos alejábamos de ellas. Fue con cierta tristeza que abandonamos aquellos parajes. ¿Me inspirará alguna vez algo parecido de la misma forma? 

Dios es más grande y poderoso debido a mi viaje a las montañas. Puedo apreciar mejor el simbolismo de Dios como el león Aslan que hace el escritor C.S. Lewis, quien proclamó no ser un “gato domesticado.” Tengo nuevos símbolos físicos para Sus atributos. Observando las interminables cataratas, pienso en la fuerza interminable del Espíritu Santo: “De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos” (Hechos 2:2). Es mucho más fácil imaginar esas escenas de Apocalipsis al final de los tiempos (6:14): “El firmamento desapareció como cuando se enrolla un pergamino, y todas las montañas y las islas fueron removidas de su lugar” y (16:20): “Entonces huyeron todas las islas y desaparecieron las montañas.” 

Mi Biblia me hace recordar las fotografías del calendario de las Montañas Rocosas de Canadá. Las fotografías suelen ser dos dimensiones de algo demasiado expansivo como para imaginarlo o explicarlo –como la esperanza que llevo en el corazón. Durante el resto del año, aquel calendario ha llegado a convertirse en un recordatorio de una experiencia gigantesca y gloriosa. Si su Dios se ha debilitado y empequeñecido, quizás usted necesite un cambio en el paisaje. 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Karen Spruill, M.A. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.