Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
De Vuelta a Clases
.
Fotografia: Stock.xchng
Esta mañana volví a una casa vacía. Es el primer día de escuela de nuestra hija. Cada año durante esta fecha, tengo sentimientos encontrados. Aunque siempre me emociono por ella, siento nostalgia de los días en su compañía que quedarán atrás hasta el próximo verano. 

He descubierto que la actitud con que ella enfrente este nuevo año escolar depende mucho de la actitud de mi esposo y la mía como padres. He aquí algunos consejos que hemos encontrado útiles para que los hijos comiencen el año escolar de la mejor forma posible: 

Consejos: 

1. Reprograme la hora de acostarse. Una semana antes de que comiencen las clases, envíe a su niño a acostarse 15 minutos más temprano cada noche, hasta alcanzar la hora en que acostumbraba a acostarse durante la época de clases. 

2. Haga las compras de suministros escolares y uniformes con tiempo. No hay nada como realizar esas tareas con anticipación. Y siendo que muchos de los útiles escolares se venden rápidamente, es bueno adquirirlos varias semanas antes de lo previsto. 

3. Visite con él la escuela de su hijo. La mayoría de los establecimientos escolares están abiertos una o dos semanas antes de comenzar las clases. Los maestros también están durante aquellas semanas. Es un buen momento para que los nuevos estudiantes se familiaricen con el edificio y los maestros o que los estudiantes antigüos recuerden los buenos momentos pasados allí. 

4. Siéntase entusiasmada y apoye a su hijo. Háblele de las cosas divertidas que debe anticipar para el año escolar, como volver a encontrarse con sus amigos, realizar paseos con el colegio, estudiar su asignatura favorita, participar en los deportes, etc. También hable sobre la ansiedad y cómo enfrentarla. 

5. Tenga una conversación que gire en torno a “volver a clases”. La noche antes del comienzo de un año escolar, mi esposo y yo teníamos conversaciones tiernas acerca de las expectaciones que nuestra hija enfrentaría al volver a clases. Le pedíamos hacer lo mejor que pudiera escolásticamente en vez de insistir en qué notas esperábamos que obtuviera. Le solicitábamos ser respetuosa con sus maestros y amistosa con sus compañeros. Y, lo más importante de todo, la alentábamos a recordar WWJD (sigla en inglés que signficia “¿Qué Habría Hecho Jesús?” 

6. Prepárese. Deje lista la mochila de su niño y escogida la ropa desde la noche anterior para evitar búsquedas estresantes de último minuto. 

7. Prepárele su desayuno favorito. Pídale que escoja su desayuno favorito y téngalo listo en cuanto se despierte por la mañana. 

8. Ore. ¿Qué mejor forma de comenzar un nuevo año escolar que con una oración en familia? Ore para que Dios lo ayude en sus estudios, con los amigos, a enfrentar la presión de grupo. Recuerde en ella también a los maestros de su hijo. 

Hoy, nuestra hija comienza su octavo grado. Está creciendo rápidamente. Las crayolas y los marcadores han sido sustituidos por lapiceros y Sharpies; el pelo recogido en una cola ha sido reemplazado por una plancha para el cabello; lleva loncheritas hermosas en vez de bolsas de papel y aquella ropa que yo le ayudaba a escoger ha sido suplantada por sus propias elecciones y estilos. 

Los años escolares se van rápidamente; pero son una parte muy importante de la niñez. Es vital para el futuro de nuestros hijos cuando sean adultos. Ayudémoslos a lograr el éxito y a crear hermosos recuerdos de por vida. Antes de que nos demos cuenta, aquellos simpáticos trajecitos –vaqueros o blusas– serán reemplazados por una toga y un bonete. 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Nancy Canwell. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.