Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Su Fecha de Vencimiento
.
Foto: Kathryn McCallum
Mi primer hijo llegó al mundo una semana después de lo previsto. Espero que el segundo no sea tan moroso. De lo que dependo es de saber que no puede quedarse ahí dentro para siempre. Eventualmente, tiene que salir. 

Durante millares de años, los cristianos han estado cantando himnos, predicando sermones y escribiendo artículos acerca del pronto advenimiento de Cristo. ¿Usted piensa que podrían haberse imaginado que en el año 2007 aún estaríamos esperando que viniera? A veces me pregunto si mis abuelos, quienes por años han incluido en sus oraciones las palabras “ y que estemos preparados para Tu pronta venida”. ¿De qué forma evitan ellos desilusionarse? 

En Mateo 16, Jesús les habla a sus discípulos, diciéndoles: “Les aseguro que algunos de los aquí presentes no sufrirán la muerte sin antes haber visto al Hijo del hombre llegar en su reino” (versículo 28, NVI). Estoy segura que de haber sido uno de esos discípulos, habría asumido que Jesús volvería dentro de los próximos 40-50 años. 

Pero no lo hizo. 

¿Cuándo Ocurrirá? 

Cada generación que ha vivido desde entonces, probablemente ha tenido la convicción de que la segunda venida ocurriría tan exacta como un reloj. Pero no sucedió así. Y aquí estamos. Cristianos que viven en el siglo XXI, seguimos cantando, predicando y escribiendo acerca de Su pronta venida. ¿Cuándo ocurrirá? Felizmente, así como sé que este bebé debe nacer algún día, también sé que Jesús volverá algún día. Lo sé por una simple razón –Él mismo lo prometió. 

Jesús nos dijo que estuviéramos listos en cualquier momento. “Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor” (Mateo 24:42, NVI). Ya sea que venga mientras estemos con vida o no, Él quiere que vivamos como si fuera a suceder hoy mismo. Creo que escoger hacer eso significa que viviremos una vida llena de esperanza y anticipación, con una meta y un propósito, y con el conocimiento de que Alguien que nos ama lo suficiente regresará sobre un caballo blanco y nos llevará a nuestro hogar eterno y permanente. 

Así que empacaré mi bolsa para ir al hospital y haré mis ejericios de caderas, gozando del proceso de este embarazo. Disfrutaré el sentir esta pequeña vida que se crea dentro mío. Trataré de reírme cuando vea mi figura reflejada en los ventanales del supermercado. Saborearé los argumentos cuando estemos bucándole nombres al bebé. Leeré fielmente libros apropiados, de manera de estar preparada lo mejor posible tanto para el trabajo de parto como para el alumbramiento. Y hablaré con él, mientras me toco la barriga y aún está seguro dentro de mi útero. Porque todos sabemos que cuando el día llegue, la vida que antes llevaba cambiará para siempre. 

“En un abrir y cerrar de ojos, cuando Cristo vuelva, se oirá el ultimo toque de la trompeta, y los muertos volverán a vivir y no morirán jamás. Nosotros, los que creemos en Cristo y todavía estemos vivos, seremos transformados” (1 Corintios 15:52, BLS). 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Joelle Yamada. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999 y BIBLIA EN LENGUAJE SENCILLO © 2000.



SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.