Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Hoy...
.
Fotografia: Stock.xchng
Cada mañana mientras manejo hacia la escuela, veo un gran letrero al borde de la carretera. Los mensajes cambian frecuentemente; algunos son bastante sencillos; otros, categóricamente extraños. 

Hace poco, un aviso decía: Hoy podría ser el día. 

Es un anuncio del Blue Chip Casino en Chicago, donde existe una cantidad de apuestas enormes de parte de los dueños de botes. Algunos de nuestros vecinos han ido a probar su suerte, pero no conozco a nadie “que se haya hecho rico” como lo implica aquel aviso carretero. 

Hoy podría ser el día… ¿para qué? ¿Para ser afortunado y ganar un montón de dinero? ¿Para volverme loco de alegría porque de la noche a la mañana me he convertido en una persona rica? ¿Para volverme popular y poderoso instantáneamente, porque ahora puedo comprar todo tipo de cosas? 

Apuestas 

Supongo que eso es lo que muchas personas piensan cuando apuestan. Pero considere la realidad: ¡las posibilidades de ganar NO están a su favor! Es más probable que usted se vaya con menos dinero del que tenía cuando llegó. Si no fuera cierto, los cacinos no harían negocio. 

Piense en las suposiciones que a menudo se hace una persona cuando desea apostar: No estoy satisfecha con la cantidad de dinero que tengo. Si tuviera más dinero, sería más feliz. Si tuviera más dinero, mi vida sería más fácil o mejor. Acabo de probar suerte hoy. Si gano, no tendré que trabajar para lograr esta cantidad de dinero. 

Ninguna de estas ideas proviene de Dios. De hecho, son opuestas al mensaje que leemos en la Escritura: Estar satisfechos con lo que Dios nos ha dado. Agradecer a Dios en cada circunstancia. La felicidad viene como resultado de vivir bajo las pautas de Dios y de servir al prójimo. Trabajar para vivir es valorable y noble (Filipenses 4:11, 1 Tesalonicenses 5:18, Mateo 5:3-12, 1 Tesalonicenses 4:11). 

Sí, “hoy puede ser el día…” que usted escoja alabar a Dios por suplir fielmente sus necesidades. Hoy puede ser el día en que ayude a alguien necesitado o que le sonría a una persona y le ofrezca una palabra bondadosa. Hoy puede ser el día que usted perdone a alguien que ni siquiera se lo haya pedido o que generosamente le ofrezca un regalo a alguien en forma anónima. Hoy podría ser el día… 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Brenda Forbes Dickerson. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.