Home > Archives > La Biblia Dice >
.
“No tenga Miedo”
.
Fotografia: Dragos Rosca
Vera estaba asustada. Mientras iba en autobús desde su lugar de trabajo en el centro de la ciudad hacia su casa, sin darse cuenta se bajó en el paradero equivocado. La noche estaba oscura, las calles, vacías. No tenía otra opción sino que caminar hasta su hogar. Luego de un momento, un hombre le gritó obsenidades desde la ventana de su carro. Subió una cuadra, dobló y estacionó su carro. Entonces, salió y comenzó a seguirla. Vera empezó a caminar más rápido. El hombre también lo hizo. Ella empezó a correr. El hombre también corrió. No sabiendo qué hacer, Vera se detuvo, enfrentó al hombre y gritó: “¡Ayúdame, Jesús!” El extraño le dio una mirada llena de temor, corrió hasta su carro y se fue a toda prisa. La historia de Vera me hizo recordar otra noche oscura cuando los discípulos de Jesús se sintieron aterrorizados. Su barca estaba a punto de zozobrar bajo la tormenta y ellos gritaron llenos de miedo. 

La historia registrada en Marcos 6:48-52, nos enseña lo que Jesús puede hacer hoy cuando encaramos nuestras propias tempestades en la vida. 

Jesús Siempre Ve 

Aunque Él no estaba junto a ellos, los ojos de Jesús siempre están puestos en aquellos a quienes ama. También lo ve a usted. Jesús observa el universo entero, pero también tiene Sus ojos fijos en usted. Conoce su nombre –incluso, sabe la cantidad de cabellos que usted tiene en su cabeza. Tal vez llegue a pensar que Él no está observándolo porque a veces la tempestad puede ser abrumadora, pero Sus ojos siempre están fijos en usted. 

Jesús Brinda Valor 

Cuando Sus discípulos lo vieron caminar sobre el mar, tuvieron miedo. Jesús inmediatamente les dijo, “soy yo, no tengan miedo”. Él también está disponible de inmediato para brindarle valor. Aquel valor puede llegarle a través de un versículo de la Biblia, de las palabras de un himno, del ánimo que le brinda un amigo o repasando las formas en que Dios lo ha rescatado en el pasado. A veces tiene que ver con una confianza interna inexplicable que Él le ofrece para enfrentar su temor. 

Jesús Calma el Miedo 

“No tengan miedo”, es lo que les dijo a Sus discípulos. “No tenga miedo” es lo que le dice a usted. No necesita temerle a la enfermedad, a la muerte, al envejecimiento, a la soledad, a la oscuridad, a la pobreza, al mañana… la lista puede continuar con todas aquellas cosas que a usted lo hacen temer. No debe importarle. Él aún le dice, “no tenga miedo”. No porque esos temores no sean válidos ni porque tal vez nunca le lleguen a suceder, sino debido a que Alguien más fuerte que la tempestad está en control. Algunos han llamado a Jesús “El Que Calma la Tormenta”. He experimentado Su presencia apaciguadora en repetidas ocasiones –a través de un matrimonio que se estaba quebrantando, de argumentos acalorados entre una madre y su hija adolescente, de una mujer que experimenta una gran ansiedad, de un hombre atormentado por el dolor físico, de una familia sin ingresos financieros, de un niño a quien se le muere su perrito. 

Entre nuestra vida terrenal y la celestial experimentaremos situaciones atemorizantes. Pero no tenemos por qué vivir temiendo. Cuando se lo pidamos a Jesús, con certeza nos dirá: “Soy yo. No tengan miedo.” 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Nancy Canwell. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.