Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
B.F.F.*
.
Fotografía: MorgueFile
Nos conocimos porque salimos con el mismo chico. Bueno, no al mismo tiempo. De hecho, durante los ocho años en la escuela secundaria y en la Universidad nos turnamos para salir con él en varias ocasiones. Raro como parece, lo que normalmente hubiera destruido la amistad entre nosotras, realmente la fortaleció. Creo que en ese caso decidimos que nuestra amistad sería más importante que cualquier chico –¡aunque fuera estupendo! 

Han pasado veinte años, y aunque ponemos nuestras relaciones con nuestros cónyuges en primer lugar, nuestra amistad permanece fuerte. Pero no ha sido fácil. La escuela secundaria o la Universidad son buenos lugares para sostener las relaciones. Usted ve a su amigo o amiga diariamente –a veces, vive en el mismo edificio o en el mismo cuarto, viaja con compañeros de la Universidad, se reúne con ellos para un almuerzo rápido en el café o para ir a ver una película. Siempre existe mucho drama, por supuesto, pero durante la adolescencia usted no debe esforzarse demasiado para pasar momentos con sus amigos. 

Y entonces viene la graduación y no importa cuántas promesas se hagan ustedes que seguirán siendo B.F.F. (los mejores amigos), las cosas cambian. Un amigo se muda a otro lugar o escoge otro colegio para estudiar. Otra, se casa y parece estar en “un lugar diferente” ahora que no es soltera. Hay trabajos diferentes, horarios diferentes, elecciones diferentes, lo que hace que no sea tan fácil permanecer en contacto. Esto no significa que sus amistades no hayan sido verdaderas e increíbles –de hecho, pienso que las amistades que desarrollé en la escuela secundaria son las más significativas que jamás haya tenido. Pero sucede así. La ausencia no siempre logra que el corazón se ponga más cariñoso. Y la mayoría de las veces, es lo todo lo contrario; los amigos que no vemos regularmente salen de nuestra mente. 

Escoja Bien 

Entonces, ¿cómo luchar en contra de aquello? Primero que nada, escoja bien. No todos los amigos que tuve en la escuela secundaria andaban por el camino que yo deseaba seguir. Algunos fueron perfectos para ese tiempo y lugar, pero no para seguir el tipo de vida que ellos llevaban. De modo que escogí unos pocos que tenían las características para apoyar mi estilo de vida. Para mí, aquellas características eran las siguientes: Comprometerse a desarrollar una relación verdadera con Dios, interesarse en trabajar en algo que fuera significativo para el mundo, desear casarse y tener una familia ¡y sentir amor por los viajes y la buena comida! 

En segundo lugar, toma un gran compromiso por ambas partes mantener una amistad. He estado viviendo en Inglaterra durante los tres últimos años y solo pude ver a Merrilee unos pocos días durante ese tiempo. Y, ahora, ¡vivo en Japón! ¡Demasiado lejos! Pero cuando estuve en casa el mes pasado, viajé en avión para pasar un día con ella conversando y poniéndonos de acuerdo acerca de cómo estar más conectadas entre sí. Discutimos cómo hacerlo a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos y charlas por vídeo. Pero lo más importante de todo, durante el tiempo que pasamos juntas me di cuenta que vale la pena hacer el esfuerzo por esta amistad, porque aún deseo y necesito su amor, apoyo y aliento en mi vida. ¡Y no hay nadie más en el mundo que desearía que me ayudara a terminar mi fondue de chocolate que ella! 

* (Esta abreviación B.F.F. significa “Los Mejores Amigos”. Nota de la traductora.) 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Joelle Yamada. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.