Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Mamás que Trabajan
.
Fotografía: Hemera 
La pelea entre las mamás que trabajan fuera del hogar y las que lo hacen desde el hogar se ha estado debatiendo por años. Después de todo, pienso que el título de este artículo lo dice todo. Pero las sendas que toma cada mujer para llegar a la mejor conclusión, son diferentes. Entonces, ¿cuál es el mejor curso de acción para la mujer que trabaja, y que también es mamá?

 

Yo no puedo decirle lo que debe hacer, pero Dios sí. Siendo muy joven, fui bendecida al casarme con un hombre maravilloso, tener una bebita lindísima y una carrera que realmente me gustaba. Tres años más tarde se completó el cuadro con el nacimiento de un niñito. Increíblemente, el trabajo y mi bebito nunca tuvieron que competir. Tal vez tuvo que ver con la situación en la que me encontraba. Yo tenía supervisores maravillosos que me apoyaron y entendieron el compromiso que yo tenía con mi familia. Por mi parte, me entregué a mi trabajo con todo el corazón.

En ese tiempo era necesario para nuestra salud financiera familiar que yo ganara un sueldo. Y como mamá joven y primeriza que no había escuchado el llamado a quedarse en casa, así me sentía bien. Ciertamente, se me hizo fácil tener familiares cariñosos que me ayudaran a cuidar los niños y, desde luego, la flexibilidad y la comprensión que me brindaban en mi trabajo.

No me malentiendan; quienes me conocían sabían que mi familia estaba primero. Mientras tuviera la comprensión que necesitaba, estaba dispuesta a hacer más de lo que se esperaba en mi lugar de trabajo. Y lo hice. También sabía que si se me enfermaba un niño, si tenía citas con el doctor, problemas con el carro o si había pasado una mala noche con un bebito desvelado, tendría el tiempo necesario para terminar mi trabajo. Había un buen balance y era recompensado. Pero al pasar el tiempo, comencé a sentir un gran deseo de pasar más tiempo con mi familia y menos trabajando fuera del hogar. En realidad, creo que fue una combinación de factores. Crecí como mamá. Me puse más competente y me sentí más tranquila en mi nuevo papel de mamá. Y me enamoré más y más de la familia que Dios me había dado.

Aún me gustaba mi trabajo, pero comencé a verlo como la crema de la torta. Para mí, mi matrimonio, mis hijos, mi iglesia, mi familia y mis amigos, realmente habían convertido mi sueño en realidad. En mi corazón y en mi mente, mi carrera era una bendición añadida-la crema de la torta. Podía tener la torta sin la crema. Nuevos roles, nuevas responsabilidades y prioridades diferentes en el trabajo y en el hogar.

Una Nueva Dirección

Estas fueron las cosas que me hicieron pensar lo suficiente sobre lo que realmente importaba. No pasó mucho tiempo después, cuando comencé a pedirle a Dios que me guiara en una nueva dirección. Y lo hizo. Como siempre lo hace. Y un día, se presentó la oportunidad. ¿Qué oferta me esperaba? Nada más que largas horas sin pago y el reajuste del presupuesto familiar, pero la libertad de ser la clase de mamá y esposa que tanto deseaba ser. Así que el cambio de “mujer con vacaciones pagadas y oficina espaciosa propia” a “mujer entreteniendo niños mientras se columpian y computadora portátil en las rodillas”, fue un cambio significativo. Un cambio que valía la pena, porque creo que Dios estaba ocupado en hacerme crecer para desempeñar mi rol.

Hay madres que desde el momento en que el examen de embarazo resulta positivo, saben que dejarán sus profesiones para quedarse en casa. Otras llegan a esa decisión gradualmente o nunca. Considerar las finanzas y el futuro nunca es fácil. Pero el Dios que promete suplir nuestras necesidades, es fiel.

La decisión de trabajar fuera o desde el hogar, es algo que Dios puede dirigir. Tal como lo descubrí mientras trabajaba fuera del hogar y como lo veo ahora, cuando usted hace lo que Dios le ha llamado a hacer, El mismo se encarga de los detalles-incluyendo a la familia, las fiananzas y a usted.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Wilona Karimabadi. Derecho de autor © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Traducido por Chari Torres.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.