Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Nunca Corra Solo
.
Fotografía: Hemera
La semana pasada escuchaba a Charlie Rose, personaje muy conocido en televisión, entrevistando al ciclista Lance Armstrong, quien acababa de ganar el Tour de Francia. Muchos temas de interés surgieron durante la entrevista, incluso la lucha de Lance contra el cáncer, su recuperación y su reciente racha de trinfos en el Tour. Al final de la entrevista, Charlie le preguntó a Lance cuál era el secreto de su éxito al ganar el Tour de Francia durante esas tres semanas.

Hay muchas respuestas que le darían sentido a esa pregunta. Ellas incluirían temas como el acondicionamiento, la determinación y la habilidad estratégica. Pero eso no fue lo que respondió Lance. El le dijo a Charlie que el secreto de su éxito en el Tour de Francia fue “nunca correr solo.” Lance forma parte de un equipo, el Equipo de Correos de los Estados Unidos que lo conforman nueve corredores. El equipo tiene una meta en mente: apoyar al corredor que tiene mayores probabilidades de ganar la carrera. De modo que el equipo se sacrifica constantemente por el bien de ese corredor. Llevan alimentos, se desempeñan como cortavientos y corren de tal forma que su líder nunca quede corriendo o luchando solo.

El Valor de Pertenecer a un Equipo

Rodeado por sus compañeros de equipo, Lance nunca corrió solo o fue vulnerable a los ataques de los demás. Durante la parte plana de la carrera, su equipo controló el ritmo del grupo principal y estaba al tanto de cualquiera que le pudiera quitar tiempo a su líder. En la prueba contra el reloj, todos corrieron haciendo el máximo esfuerzo para que su líder no sufriera ninguna pérdida de tiempo. Y en aquellas terribles montañas, Lance siempre tuvo uno o dos fantásticos corredores trepadores, que lo ayudaban a marcar el paso en las subidas hasta que pudiera separarse cerca de la cima, ganando así preciosos segundos sobre el corredor más cercano.

Lance nunca corrió solo. Permaneciendo junto a sus compañeros, pudo mantenerse fuerte durante toda la competencia hasta ganar la victoria final en París.

"Nunca corra solo" es un gran principio para una carrera ciclística y para la carrera de la vida. Pero, con demasiada frecuencia en algún momento difícil y al enfrentar una crisis, las personas son abandonadas y deben luchar solas contra los fuertes vientos de la tentación y las heridas dolorosas. Si tan solo alguien se acercara para alentarlas y darles la fuerza necesaria hasta que se gane la victoria.

Si usted conoce a alguien que está corriendo solo, ¿por qué no pone los frenos de su precipitada salida hacia la meta y se aleja un poquito del resto de la multitud? Busque a ese hermano o hermana que está luchando. No los deje correr solos. Haga esa llamada telefónica. Escriba esa carta. Diga esas palabras. Somos una familia. Empecemos a cuidarnos los unos a los otros.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Jim Park. Derecho de autor © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Traducido por Chari Torres.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.