Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Cosas Frágiles
.
Fotografía: Chris Greene
Una pequeñita de cinco años de edad llamada Megan se paseaba por la galería de arte donde se estaban exhibiendo las obras de un artista. Al final, después de ver tantas pinturas hermosas y exquisitas y de haber escuchado que su madre le decía que no tocara nada, el pintor le preguntó: “¿Qué es lo que más te gusta de todo lo que ves aquí?” Megan se inclinó hacia adelante y murmuró: “Me gustaría tocar las cosas frágiles.” 

Ese es el anhelo de todos los corazones, ¿no es verdad? Deseamos ir más allá de lo superficial y de lo mundado y tocar las cosas frágiles, de verdadero valor, las que tienen que ver con el corazón y con el alma. Hay demasiado en nuestra cultura que se presta para la superficialidad. Somos “vividores”, tal como lo describió un escritor, paseándonos por la superficie de la vida, sin profundidad ni significado real. En consecuencia, nuestras relaciones sufren de ese síndrome. 

Intimidad Mutua 

Así que para que las relaciones lleguen a crecer necesitan gozar de una mutua intimidad, lo que permitirá que los demás toquen las cosas frágiles de nuestra alma y nosotros tocar las suyas. Aquel lugar donde permitirmos que los demás entren en nuestras vidas y corazones, compartiendo quienes somos y lo que sentimos, actuando con transparencia y vulnerabilidad. 

Virginia Woolf, la novelista y ensayista inglesa, dijo una vez: “He perdido amigos, algunos a través de la muerte… otros, por la total incapacidad de cruzar la calle.” 

La muerte o la falta de presencia, el no compartir con los demás, de no llegar al terreno mutuo con ellos, no son formas efectivas de experimentar la intimidad. 

La verdad es que todos tenemos una necesidad de tocar las cosas frágiles para ir más allá de la superficie y llegar a la profundidad de los corazones y del alma, para cruzar la calle y conectarnos mutuamente. ¿Cuán dispuesto está usted para permitir que eso suceda? 

“El hombre que tiene amigos debe ser amistoso, y amigos hay más unidos que un hermano” (Proverbios 18:24). 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Greg Nelson. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.