Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Sorpresa Interior
.
Fotografía: Digiology
“¿Qué hay en este mueble?” Pregunté inquisidoramente. “Sólo periódicos viejos,” fue la respuesta. Estaba observando algunos artículos en el hogar de una anciana y por mis años en el negocio de antigüedades sabía que cuando sacas cosas del ático debes observarlo todo detenidamente. Sólo adoptando esa ética puede estar seguro que algo de increíble valor no quede rezagado. 

Luego de pedirle autorización, moví la tapa del viejo mueble y observé su interior. Mi corazón se aceleró mientras mi linterna revelaba el contenido de la mohosa y vieja cápsula de tiempo. Estaba frente a viejas historias del pasado. En el fondo del armario había periódicos antigüos de comienzos de los años 1800.
 
Tomé con cuidado el montón de diarios viejos (más de 30) y quedé maravillado con lo que había impreso en ellos. Cuando pregunté cuánto quería por esos periódicos su respuesta me dejó atónito. “Ay, usted no quiere esas cosas viejas. Acabo de deshacerme de ellas.” Le indiqué con énfasis que “sí deseaba esas antigüedades,” y me apresuré a pagarle una suma que la dejó jadeando de incredulidad. Se sentía desconcertada de que alguien quisiera quedarse con esas reliquias de papel que habían estado acumulando polvo durante 195 años. 

Alterando Vidas con Verdades Eternas 

Al recordar recientemente aquella experiencia, pensé que a menudo hablamos así de un libro antigüo, tal cual lo hizo esa dama encantadora en relación a aquellos viejos periódicos. La Biblia está repleta de material invaluable de increíble profundidad. La información interior es más interesante que simplemente un diálogo o un montón de historias. Este libro maravilloso posee un valor que altera la vida y que no puede ser calculado. 

La mayoría de las veces, sin embargo, la hemos relegado a una mesita de centro o al velador, donde raramente la hemos abierto. El antídoto para las circunstancias difíciles de la vida frecuentemente se queda sin ser tocado o leído. Para algunos, no posee más valor que esos viejos periódicos en el fondo del mueble de aquella dulce viejecita y los cuales yo adquirí. 

Las Escrituras no pueden ser redescubiertas, aunque con el tiempo invertido ella puede cambiar una vez más las vidas de quienes la leen. ¡Es difícil ponerle precio a algo tan asombroso! 

“Tu palabra es una lámpara que alumbra mi camino” (Salmos 119:105). 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.