Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Invaluable Crianza
.
Fotografía: MorgueFile
¡Ciento treinta y ocho mil noventa cinco dólares! Es mucho dinero y según el reciente informe realizado por salary.com, esa sería la cantidad de sueldo –basado en las labores que realiza normalmente en una semana– que debería ser asignado a aquellas madres que se quedan en sus hogares criando a sus hijos. 

Más de 40.000 madres participaron en la encuesta de salary.com cuantificando sus horas y describiendo el tipo de labor que realizaban. El sitio web lo utilizó como punto de referencia para calcular el salario nacional por cada posición que ellas informaron. El salario final fue calculado de acuerdo a las horas trabajadas en cada labor.1 

Algunas de las tareas que las madres reportaron incluían ser portero, maestra durante un día en la escuela, cocinera, tutora, operaria, ama de casa, psicóloga infantil, chofer de camioneta y directora de oficina. Un promedio de 52 horas fueron apuntados cada semana por aquellas madres que se quedan en casa y que rara vez se toman un descanso entre labor y labor. 

Sendero Agotador 

La mayoría de las personas que piensan en forma lógica y nunca considerarían una posición como ésta, quizás se detengan a preguntarse por qué una mujer elegiría un sendero tan agotador. Para aquellas que han optado por esta vocación honorable en forma seria, la respuesta es muy clara: “¡Porque mis hijos se lo merecen!” 

Los sacrificios (tanto financieros como personales), son demasiados y al lidiar diariamente con niños, cada día tiene sus momentos intimidantes. La recompensa, sin embargo, ¡puede ser inmensurable! Para las millones de madres que se quedan en casa para criar a sus hijos, la carita feliz de un pequeñito que por fin aprende a avisar cuando desea ir al baño o las risitas deleitosas de los primeros pasos, no pueden llegar a ser reemplazados por un cheque. La mayoría de ellas concuerda que prefieren pasar el tiempo con sus hijos que tener todas las cosas materiales que esta vida puede ofrecer. 

Admitámoslo, no todas las madres pueden darse el lujo de quedarse en casa para criar a sus hijos. La mayoría simplemente no pueden ejercitar esta opción. Pero hasta que la sociedad descubra la forma de pagarle a las madres lo que ellas hacen, habrá mujeres que tendrán que prioritizar el quedarse con sus niños y poner en segundo plano todo lo demás. Si esa persona fuera usted y a veces se siente no apreciada, respire y recuerde qué salario usted debería estar recibiendo. Su decisión es invaluable y merece el pago que finalmente va a recibir. 

Respond to this articleView Reader Comments
______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.