Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Una Colcha con Historia
.
Fotographia: Hemera
Hace algunas semanas, trataba de “cuidarme a mí misma” descansando durante el sábado. Cuando decidí tenderme en el sofá para leer y reposar en la salita, fui primero al dormitorio, abrí el armario y saqué un colcha. Esta es una colcha con historia. Simboliza a dos mujeres que se comprendieron la una a la otra. Posee una conexión emocional entre la tía de mi esposo, Ester, y yo. Tía Ester murió a los 96 años de edad en el año 2004.

A través de esta colcha obtengo fuerza, valor y, sobre todo, consuelo. Blanca, con zig-zags rosas, púrpuras y lavandas casi fluorescentes, no serían los colores que yo habría escogido para tejerla. Pero es preciosa para mí. Representa, también, un día muy triste de mi vida cuando mi querido suegro, en su angustia y dolor al abandonar su hogar y sus pertenencias, me gritó palabras verdaderamente hirientes.

Cuando nos sentimos amenazados, los seres humanos huimos o luchamos. Yo soy de las que huye. Huí calle abajo hacia la casa de tía Ester donde mi marido Don y yo dormíamos por las noches. Llegué calladamente, pero ella lo advirtió. Mientras lloraba en mi cama, tía Ester entró y me preguntó qué había sucedido. Dijo que me comprendía, porque Beth (mi suegra) muchas veces había acudido a ella para consolarse durante su matrimonio debido a las “duras palabras de Joe”.

Tía Ester cuidaba de Mí

Tía Ester abandonó el cuarto y regresó enseguida con una colcha nueva, tejida a mano, diciéndome que quería regalármela. Esta era una colcha de primera generación, pero ya tiene su historia. Me gusta pensar en su calidez consoladora y en el cuidado especial que tía Ester tuvo conmigo aquel día.

Me hace recordar un hermoso libro infantil de Patricia Polacco titulado The Keeping Quilt. Es la historia de Patricia. Es una historia que habla de una colcha que su familia conservó durante seis generaciones. Llegó a ser un diario tangible y acogedor que contó calladamente la historia de esta familia judío-rusa que llegó a Norteamérica.

Todos necesitamos algo en nuestra vida que sea constante. Los hijos prosperan cuando existen cosas con las que pueden contar. La ciencia nos dice que el nutrimiento y la estabilidad en las relaciones personales con adultos cuidadosos, son esenciales para el desarrollo humano saludable desde que nacemos.

Vivimos en una sociedad que nos enseña a “deshechar y comprarlo todo nuevo”. The Keeping Quilt reconoce la importancia de estimar cosas que pueden durar durante muchas generaciones. Quizás mi colcha con historia sea conservada como un tesoro durante muchos años por los miembros de nuestra familia.

Aunque, desde luego, no tan importante como la Santa Escritura y las promesas de Dios, cuando nos conectamos con los que se han ido antes que nosotros, nuestra fe es reforzada y nuestros hijos pueden comprender mucho mejor a un Dios cuyas tradiciones son relevantes para hoy.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Susan E. Murray. Reimpreso con el permiso de Lake Union Herald, enero 2007. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.