Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Enseñando a los Hijos a ser Agradecidos
.

Fotografía: Sales Team

Como madre de cinco niños, me he dado cuenta que ellos no son todo lo agradecidos que debieran ser. De hecho, a veces los niños pueden ser muy mezquinos y usted se preguntará cómo puede ser posible que diera a luz a una criatura tan egoísta.

Así que, como mamás y papás, ¿cómo podemos enseñar a nuestros adorables hijos que esta vida no es siempre tan fácil y que deben estar agradecidos por todo lo que tienen y apreciar lo que otros les han dado? He aquí algunas maneras fáciles que usted puede incorporar en su vida diaria para ser más agradecidos:

  • Sea un Ejemplo de una Conducta Agradecida – Esto puede parecer muy obvio, ¿pero, con qué frecuencia recuerda decir gracias cuando alguien hace algo por usted? ¿Cuán seguido le dice a sus hijos lo agradecida que está de tener un hogar cálido, el refrigerador lleno o, incluso, una mascota amistosa? Debiéramos estar agradecidos por todas las cosas de la vida. Esta noche, cuando se siente a la mesa junto a su familia, comience una nueva conversación que incluya las siguientes palabras, “estoy tan agradecida por…” aunque lo único que piense en ese momento sea dar gracias porque usted y su familia pueden estar juntos.

  • Permita que sus Hijos Contribuyan – A los niños les gusta contribuir en algo que valga la pena. Ya sea ayudándola a poner los utensilios en la mesa durante las comidas, hornear galletas para un vecino, recoger las hojas en el patio de una persona de edad, etc. Sus hijos se sentirán más agradecidos si son útiles a los demás. Pueden aprender una buena lección siendo voluntarios en un centro de ayuda para los desamparados o en cualquier otra obra caritativa. Nunca es tarde para enseñarle a nuestros hijos que hay otras personas menos afortunadas que ellos.

  • No Bombardee a sus Niños con Demasiadas Cosas – Los niños son como esponjas. Ellos se apoderarán de todo lo que puedan. ¿Ha sufrido su hijo un ataque de DAME? Una vez que lo tienen puede ser muy difícil cambiar su actitud egoísta a una agradecida. Una sola palabra: ¡PURGE! Regale a los desamparados aquello que no necesitan.

  • Mantenga un Diario Familiar de Bendiciones – Mantenga un registro de los acontecimientos felices, recuerdos divertidos y otros apuntes durante el viernes por la noche, después de la cena. De vez en cuando, lea sus agradecimientos a toda la familia.

______________________________

Por Melissa Ringstaff. Derecho de autor © 2005 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Traducido por Chari Torres.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.