Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Deteniendo el Ciclo
.
Fotografía: Ariel Camilo
Acontecimientos perturbadores recientes han dado a conocer el oscuro ciclo del abuso sexual.

No hace mucho, el Congresista de Estados Unidos, Mark Foley, renunció a su posición después de que ciertos documentos con connotación sexual salieran a la luz. Después de la renuncia de Foley, un sacerdote católico reconoció las acusaciones de Foley admitiendo que había tenido una relación inapropiada con él 40 años atrás cuando Foley apenas tenía 13 ó 14 años de edad.

Otro trágico evento ligado al abuso sexual fue el fatal tiroteo en una escuela de la comunidad Amish, en Pennsylvania, Estados Unidos. Charles Carl Roberts IV, el hombre que disparó hiriendo fatalmente a cinco jovencitas y luego a sí mismo, confesó que estaba obsesionado con el recuerdo del abuso de parte de dos miembros de su familia hacía casi 20 años. Piensa que tal vez haya intentado molestar a algunas de las jovencitas de la escuela.

Cicatrices Profundas

Estos eventos muestran cuán profundas son las cicatrices que deja el abuso sexual. Muchas veces, el abuso comienza un ciclo perturbador donde el abusado se convierte en abusador. Pero, ¿cómo podemos detener el ciclo? ¿Cómo llegar al corazón de quienes son atormentados en silencio por recuerdos dolorosos? ¿Cómo ayudarlos a vencer la confusión y la culpa que sienten, para que el pasado no sea un pretexto para herir a los demás?

A comienzos de este año, la actriz Teri Hatcher nos demostró en forma valiente cómo detener este ciclo. Reveló que había sido molestada sexualmente por su tío 30 años atrás. En el año 2002, luego de enterarse que una de sus víctimas se había suicidado, Hatcher decidió presentar cargos contra él. El tío de Hatcher se declaró culpable de cuatro casos de abuso sexual infantil y actualmente se encuentra sentenciado a 14 años de prisión.

“Estas experiencias… nos dejan una elección,” declaró Hatcher, “la oportunidad de utilizar nuestra experiencia para instruir, capacitar y cambiar las vidas de las personas, y esa es la elección que yo he tomado.”

Nosotros también tenemos esa misma oportunidad: ayudar a otros a romper el ciclo –o ignorarlo mientras continúa su avanzada.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
_______________________________

Por Amanda Sauder Maggard. Reimpreso con el permiso de Adventist Review (Revista Adventista), 9 de noviembre, 2006. Derechos © 2007 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.