Home > Archives > La Biblia Dice >
.
La Gran E
.
Fotografía: Jennifer Marr
¿Cuán estrecho puede ser el ser humano en su forma de pensar? La respuesta… bueno, depende. Un estudio reciente aparecido en una edición de Psychological Science parece indicar que las personas llegan a estar más orientadas en sí mismas cuando tienen más poder o cren estar en una posición de poder. Se utilizó una técnica sencilla para ayudar a establecer algunos de los datos de fondo de por qué ocurre esto.

Se le pidió a cada participante que se dibujara la letra E en la frente. Los resultados fueron asombrosos. La letra fue escrita de dos formas diferentes por los participantes del experimento. Unos la dibujaron de tal forma que todos los demás pudieran leerla. El resto lo hizo de tal forma que los demás pudieran leerla sólo en sus mentes, debido a que la letra estaba escrita al revés.

Tan raro como puede sonar, la mayoría de aquellos que estaban en situaciones de poder (o creían estarlo), escribieron en sus frentes la letra E al revés. En otras palabras, dibujaron la letra E de manera que sólo ellos pudieran verla correctamente.

Mente cerrada

Y he aquí la parte más asombrosa de todas; se descubrió que las personas que escribieron sus letras E al revés eran más propensos a ver la mayoría de los asuntos bajo su punto de vista. Estaban menos dispuestos a observar las cosas desde otra perspectiva que no fuera la propia. Muchos de ellos parecían ser, dicho de otro modo, personas de mente cerrada.

En estudios posteriores se descubrió que aquellos que dibujaron una E de modo que los demás pudieran leerla sin problemas, eran más propensos a escuchar las ideas y los pensamientos de los demás. En resumen, eran personas de mente abierta.

Este estudio ciertamente no es el final de toda la información en cuanto a la habilidad y capacidad de la humanidad para aceptar otras perspectivas, pero nos hace considerar si lo hacemos o no. A algunos de nosotros nos cuesta ver un asunto desde el punto de vista de los demás.

He hablado con muchas personas que realmente piensan que los cristianos somos cerrados de mente. No fueron despectivos en sus suposiciones, sino que expresaron que tal vez las experiencias de algunos cristianos habían logrado formar en ellos aquel tipo de pensamiento. Si la gente verdaderamente piensa éso de nosotros, los cristianos deberíamos meditar acerca de ello.

La Biblia dice: “Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad” (2 Corintios 3:17).

Cuando vivimos en el Espíritu de Dios, reconocemos que nuestro modo de ver las cosas no es siempre el único, y ese reconocimiento puede abrir las puertas de las oportunidades para compartir el amor de Dios con los demás simplemente escuchando lo que tienen que decir.

Respond to this article   View Reader Comments
______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la version NUEVA VESION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.