Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Rodeados de Buena Voluntad
.
Fotografía: Jim Campbell
No podía dejar de llorar después de leer acerca de la noticia de las pequeñas niñas pertenecientes a la comunidad Amish de Pennsylvania, Estados Unidos, despiadadamente asesinadas en su salón de clases por un desquiciado. El contraste entre la inocencia y la maldad más horrible era absoluto, quebrantador.

De acuerdo a Jeremías 29:11, Dios planeó lo mejor para la humanidad. Y en los Salmos, David declara: “Porque tú, Señor, bendices a los justos; cual escudo los rodeas con tu buena voluntad” (Salmos 5:12). ¿Entonces qué pasa con todas estas cosas, como los asesinatos al azar, los desastres naturales y las guerras progresivas? ¿Y qué de los millones de seres humanos que sufren y se mueren? ¿Cuántos de ellos son “justos”?

¿Qué significa realmente el favor y las bendiciones de Dios? ¿Larga vida? ¿Riqueza? ¿Salud? ¿Fama? ¿Un excelente trabajo? ¿Una vida familiar feliz? ¿Vacaciones prolongadas en alguna isla?

¿Recuerda la historia de José en el libro de Génesis? No parecía tener el favor de Dios mientras permanecía sentado en su celda, día tras día. ¿Y qué me dice de Job? Su historia comienza declarando que este hombre era inocente, un hombre bueno. Pero en un sólo día su vida cambió, aniquilándolo. ¿Le suena eso como “estar rodeado por la buena voluntad de Dios”?

Lo cierto es que todos conocemos a alguien -alguien realmente bondadoso- que está pasando por tiempos difíciles. (Tal vez esa persona sea usted mismo.) ¿Dónde está la promesa de Dios de bendecirnos con Su buena voluntad?

La Visión Celestial de Dios

Tal vez si viéramos las cosas a través de la vision celestial de Dios comprenderíamos por qué Él permite que pasemos por circunstancias que no consideramos como bendiciones. Romanos 8:28 nos asegura que todas las cosas nos suceden para bien. A menudo, es durante los tiempos difíciles que nuestra fe crece como vid silvestre. Nos adherimos tenazmente a Dios, buscando Su rostro. Esa es una bendición. Nuestra comprensión de los demás y la habilidad para relacionarnos con ellos aumenta como resultado de las dificultades. ¡Otra bendición! Como José, nos preparamos para cualquier trabajo que Dios nos encomiende realizar. Al igual que Job, prosperamos espiritualmente. Llegamos a enfocarnos en la eternidad, donde seremos protegidos y amparados para siempre del mal.

Las actitudes expresadas por la comunidad Amish luego de la trágica pérdida por la cual atravesaron, revela que creían que “fue el plan de Dios y nos toca recoger los pedazos y continuar con nuestras vidas. Un funeral para nosotros es mucho más importante que el día en que nacimos; porque creemos en la otra vida.”*

Cuando un día miren hacia atrás desde el otro lado del tiempo, observando el fin desde el principio, dada su fuerte creencia en la omnisciencia de Dios, ¿querrán ellos, sinceramente, que las cosas sean de otra forma?

 *Cita de la prensa asociada.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
 ______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión NUEVA VESION INTERNACIONAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.