Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Ayudando a Mamá
.
Fotografía: Peter Skadberg
La madre de Pamela había estado envuelta en un accidente de tráfico. Declaró que nunca había visto el carro que iba adelante cuando trataba de meterse a la autopista. Nadie resultó herido, pero esta madre estaba enojada porque el oficial de la policía había confiscado su licencia de conducir hasta que se presentara ante un juez. Cuando el día en que debía ir al tribunal llegó, el juez le dijo con sabiduría y ternura que podría recuperar su licencia si pasaba un examen de conducir. Dios le hizo ver que tal vez no lo pasaría. Decidió privarse de sus privilegios de conductora antes que salir mal en la prueba y sentirse humillada.

A nadie le gusta perder su independencia. Y para las personas de edad avanzada que generalmente han vivido para cuidar a los demás y a sí mismos durante toda la vida, tener que depender de otros es una realidad dolorosa, aunque está claro que se debe hacer algo para ayudar y proteger a nuestros seres queridos mayores. Debemos estar atentos a las señales de decadencia mental y física. Si advierte más de los siguientes signos, es tiempo de buscar ayuda profesional: magulladuras o huesos rotos, lo que puede indicar problemas de equilibrio o efectos colaterales de algunas medicinas; ollas y sartenes quemados, lo que puede sugerir falta de memoria o confusión; cambio repentino en el peso, ya sea aumento o disminución de él; higiene pobre, como lucir ropa manchada, pelo despeinado o tener mal olor; cuentas atrasadas, servicios desconectados, impuestos sin pagar, cartas o revistas amontodadas, etc. Esto podría sugerir que sus habilidades cognoscitivas comienzan a fallar.

Una cosa es segura: Al ayudar a los mayores debemos recordar respetar su dignidad. Los estudios han mostrado que algunas personas mayores que viven en hogares destinados a su cuidado y que se les permitió escoger lo que querían hacer, tuvieron la oportunidad de vivir más larga y sanamente que aquellos que no pudieron elegir cómo vivir sus últimos años ni se les prestó suficiente cuidado.

Conección Entre Jóvenes y Adultos Mayores

También necesitamos recordar que aunque el adulto mayor no pueda realizar lo que alguna vez fue capaz de hacer, hay muchas cosas que todavía pueden lograr llevar a cabo. Antes de etiquetar al adulto mayor como un inútil, observe cómo él y las generaciones más jóvenes pueden conectarse para beneficio de ambos.

Los individuos de edad avanzada pueden utilizar su tiempo libre para hacer las cosas que antes no podían por falta de tiempo. Pueden desempeñarse como mentores experimentados de jóvenes que desean completar su educación o comenzar una carrera. Las damas mayores pueden compartir con las madres más jóvenes su conocimiento de años criando niños. Los señores mayores pueden ser la figura paterna de tantos jóvenes que no la tienen. Los miembros de edad avanzada de la iglesia pueden ser quienes den la bienvenida en los eventos o los compañeros de oración del pastor.

El otoño es una de las estaciones más bellas del año. Ya la primavera y el verano han pasado. Las hojas de los árboles ya no echan grandes y frescos brotes. Han perdido su verdor lustroso y ahora toman colores hermosos sólo debido al paso del tiempo. Por consiguiente, el otoño de la vida puede ser una hermosa época para el adulto mayor que amamos; el paso del tiempo sólo ha aumentado su belleza. Tome tiempo para permitirle compartir sus recuerdos. Aprenda de sus coloridas experiencias de la vida y celebre cada momento junto a él como un regalo de Dios.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
_______________________________

Por Claudio Consuegra. Reimpreso con el permiso de Mid-America Outlook Octubre 2006. Su título original es “Qué Hacer con Mamá” (What to Do With Mom). Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.