Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Oraciones de una Madre
.
Fotografía: Neil Cummins
"Nuestro Dios es como un castillo que nos brinda protección. Dios siempre nos ayuda cuando estamos en problemas" Salmo 46:1.

Hoy deseo animarla como madre. Hay momentos en que como madres nos sentimos desanimadas, preocupadas, temerosas o tristes. Sea que sienta tristeza porque su hijo está enfermo o preocupada por él por su seguridad o desolada cuando ve que su hijo no está haciendo decisiones correctas, como madre enfrentará días cuando usted necesite la ayuda de su Salvador para quitar sus dudas, temores y tristezas.

Me encanta el Salmo 46:1. Es uno de mis textos bíblicos favoritos. Sus palabras me alientan cuando siento desesperanza y temor. Puedo sentir que Dios conoce mi pena y dolor. Que entiende la preocupación que siento. Que está a mi lado cuando más lo necesito.

Cuando fui madre por primera vez y tenía sólo un niño, ¡ser madre a menudo me parecía sumamente difícil! Mi primer hijo era y es un niño muy fuerte. Llevarlo a la tienda generalmente era casi intolerable y puedo recordar haber llorado muchas veces preguntándome qué debía hacer. Y aunque mi hijo ya no se lanza al suelo dando patadas y llorando, existen nuevos desafíos cada día. Le agradezco a Dios que mi única preocupación sea que él se responsabilice diariamente en completar sus tareas y trabajar muy duro en la escuela. Mi corazón está junto a las madres que deben enfrentar problemas de drogas, alcohol, sexo e ira con sus hijos. O con aquellas cuyo niño nació con necesidades especiales. Como madres, cualquier crisis que debamos enfrentar, es verdadera y necesitamos buscar a Dios en oración.

Él Escuchará

Recuerde acercarse a Dios en oración diariamente por sus hijos. Ore por ellos cuando todo parezca ir bien, y elévelos al trono del Padre Celestial cuando las cosas luzcan muy mal. Él escuchará siempre y le dará la sabiduría mientras guía y dirige a su hijo de la forma correcta.

No olvide orar también por el futuro de su hijo. Pídale a Dios que la ayude a guiarlo mientras crece, de manera que pueda descubrir la voluntad de Dios para su vida. Pídale a Dios que lo ayude a escoger a la persona que lo acompañará en su vida. Eleve a su hijo hasta el trono de Dios y ore para que se acerque a ÉL cada día más.

Es posible que haya momentos en que usted sienta que ha perdido toda esperanza en su hijo. Muchas madres enfrentarán tristezas impredecibles. Pero aún para las madres que simplemente desean que su hijo sea respetuoso o que necesitan sabiduría para lidiar con sus rabietas y mal genio, Dios está allí para ayudarlas.

“Ustedes viven siempre angustiados; siempre preocupados. Vengan a mí, y yo los hare descansar” (Mateo 11:28).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Melissa Ringstaff. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL © 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2014. User Login / Customize.