Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Una Mujer Hermosa
.
Fotografía: Martyna Adamczyk
Todas las mujeres han sido creadas hermosas pero, trágicamente, algunas nunca llegar a darse cuenta de su propia belleza. La cultura popular venera sus peculiares formas de la belleza. Ser considerada una de las “personas más bellas” es el boleto hacia la fama, la forturna y la felicidad. La cultura popular nos lleva a creer que esa belleza está reservada solamente a aquellos afortunados que nacieron con una gama de atributos en su rostro y figura, un estándar imposible de alcanzar para el resto de nosotras que no podemos esperar estar en esa lista sin una intervención quirúrgica.

A la mayoría de nosotros, la sensación de ser menos nos hace sentir inadecuados y un tanto avergonzados. Pasamos la vida sintiéndonos ordinarios, imaginándonos como el patito feo de la historia y jamás pensando que tal vez ni siquiera somos patos. He llegado a convencerme que el mundo está lleno de hermosos cisnes que luchan por llegar a ser encantadores patitos.

¡Qué pena! Profundamente asentada está nuestra tóxica imagen de sí mismas que llegamos a imaginar que nuestra carencia de belleza es un desperfecto fatal que, de algún modo, se debe a nuestra culpa. Cuando nos permitimos examinar nuestros sentimientos más oscuros, somos forzados a admitir que existe una gran cantidad de envoltorio aborrecible alrededor de lo que pensamos que somos. ¡Cuánto daríamos porque un ada madrina moviera su varita mágica y nos convirtiera en la reina de la fiesta!

La Mujer Hermosa Viene en Diferentes Formas, Tamaños y Colores

Pienso que es hora que desafiemos a la cultura de la belleza de nuestra sociedad con sus rígidas reglas, sus esperanzas poco realistas de la figura y un esnobismo centrado en sí mismo. Las mujeres hermosas vienen en diferentes formas, tamaños y colores. Las mujeres hermosas pueden ser jóvenes o de edad avanzada. Las mujeres hermosas llegan a ser más atractivas con el correr del tiempo.

¿No me cree? No me sorprende. La creencia que rodea a esa belleza hace que una mujer hermosa se yerga en forma firme. Cada año miles de mujeres nacidas en los años 60 se disponen a detener la marcha del tiempo a través de una variedad interminable de máscaras, estiramientos e inyecciones. Sin embargo, nadie llena a la edad madura envuelta en un cuerpo de una joven de 22 años de edad.

Cualquier día del año, millares de adolescentes están seguros que su vida mejoraría dramáticamente si pudieran convencer a sus padres que necesitan que los encantos con que Dios los dotó sean ajustados quirúrgicamente con aumentos, injertos faciales y cirugía de nariz. En realidad, vez tras vez la fuerza del carácter triunfa sobre la belleza. Practicar el auto perfeccionismo narcisista no puede lograr que una mujer sea hermosa. Las mujeres hermosas siempre sobrepasan los estereotipos de la cultura pop a pesar de cualquier tipo de nariz o figura que se destaque en los tabloides del mes.

Asumimos que la belleza y la atracción son la misma cosa; pero en realidad, no lo son. Si usted escoge seguir los dictados de la sociedad acerca de la belleza exterior por sobre todas las cosas, le deseo suerte. Está peleando una batalla perdida y de a poco usted se dará cuenta que la atracción y la influencia se le escapan como arena por entre los dedos. Si, por otro lado, usted está preparada para llegar a ser una mujer sinceramente hermosa, más atractiva e influyente a través de cada década de su vida, ¡tengo buenas noticias para usted! . Las mujeres hermosas vienen en diferentes formas, tamaños y colores.

Están creadas desde el interior.

Estoy segura que Dios le ha creado para ser una mujer hermosa. Es mi deseo que usted recupere el sentido de la belleza, que es su más fiel patrimonio.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Patricia R. Garey. Porciones reimpresas con el permiso de Señales de los Tiempos ( Signs of the Times), Septiembre 2006. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


Para mayor información, lea el libro de Patricia Garey titulado: "Beautiful Woman" (“Mujer Hermosa”), disponible a través del Internet, en: AdventistBookCenter.com o llamando al 1-800-765-6955.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.