Home > Archives > La Biblia Dice >
.
El Pasto Más Verde
.
Fotografía: Jeff Osborn
Anhelamos lo que parece inalcanzable. No podemos evitarlo. Nacemos con ese deseo insaciable de obtener lo que, aparentemente, no podemos tener.

Un gran ejemplo de esto es un estudio experimental realizado con niños de dos años de edad, en 1970. Los pequeñitos que fueron parte de esta investigación estaban acompañados de sus madres en una habitación que tenía dos juguetes igualmente atractivos. Los juguetes se colocaron uno al lado del otro, pero con una trampa; uno de ellos estaba detrás de una barrera de plástico transparente, por lo cual el niño debía dar la vuelta si deseaba jugar con él.

Los descubrimientos fueron notables. Los niños caminaban alrededor del plástico transparente para obtener aquel juguete, ignorando el otro que podían alcanzar con sólo estirar sus bracitos. La investigación demostró que el hecho de que uno de los juguetes estuviera fuera de su alcance era razón suficiente para desearlo.1 Aparentemente, los seres humanos deseamos lo que no podemos alcanzar.

Pero esa conclusión no se detiene con niñitos de dos años de edad. Piense en alguna ocasión cuando gastó demasiado dinero en algo que no necesitaba realmente, sólo porque “tenía que tenerlo.” En demasiadas ocasiones he deseado cosas que están fuera de mi alcance y, por experiencia, puedo decirle que el anhelo de alcanzarlas ha sido demasiado fuerte para mi corazón pecaminoso.

Pero Dios puede ser el Gran Ecualizador en esos momentos egoístas. Observe esta amonestación registrada en el libro de Hebreos: “No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho en la Biblia: 'Nunca te dejaré abandonado'” (Hebreos 13:5).

Cuando ponemos nuestra confianza en el Dios que nos creó, no estaremos mirando constantemente el pasto más verde del vecino, ni deseando algo más para alcanzar la felicidad. Comprenderemos e interiorizaremos que las cosas materiales no nos harán más felices, no importa cuánto lo creamos. El amor de Dios es suficiente y puede ayudarnos a calmar nuestra constante ansiedad.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a 
_______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.