Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Cuando Los Nietos se Van
.
Fotografía: Stacie Andrea
A menudo, las distintas profesiones y la educación obligan a que la familia tenga que elegir dónde vivir dentro de un mismo Estado o a través del país. Muchos abuelos enfrentan la realidad de separarse durante años de sus nietos o abandonar sus raíces para seguir a sus familiares. Generalmente, los abuelos no están financieramente capacitados para comenzar de nuevo en otro lugar, ni están listos para convertirse en dependientes viviendo con sus hijos y nietos ni gozan de buena salud para realizar la transición. Es con profunda tristeza que deben decirles adiós y perder el privilegio de vivir cerca de ellos.

¿Cómo pueden los abuelos enfrentar las muchas millas de distancia que hay entre ellos y los nietos que tanto aman y anhelan que sean parte de sus vidas? Aquí les ofrezco algunas sugerencias que quizás alivien los sentimientos de soledad u olvido:

Permanezca al día con la tecnología actual: Sí, la gente mayor también puede aprender cosas nuevas. Mi querido suegro comenzó a utilizar sus habilidades para enviar correos electrónicos a los 85 años de edad. Los hijos y los nietos con distintas obligaciones podrán estar más accesibles a través del correo electrónico y la fotografía digital. Muchos colegios y centros para el adulto mayor ofrecen cursos cortos de cómo utilizar el correo electrónico o la fotografía. Es posible estar al día con la vida familiar de sus parientes, de manera que le permita conocer sus actividades. Usted asombrará a su familia al aprender nuevas destrezas, ya que se ha comprobado que lo ayudarán en su agudeza mental. Si usted tiene dos o tres familias a quienes escribirles, considere comenzar una carta y enviársela al correo de cada uno de sus hijos y luego a usted mismo. Descubrirá que la forma de permanecer conectado con ellos es preguntándole a sus nietos por sus programas de televisión favoritos y comentar algunos de ellos, de modo que puedan discutirlos al día siguiente. Así estará al día con esa generación. Tal vez puedan planear leer un libro juntos y discutir los capítulos a través del correo electrónico. Piense en formas en que puede utilizar los vídeos para compartir sus hobbies e intereses mutuos –capítulos de libros de historias para leerle a los niños pequeños cuando se van a la cama; abuelita demostrándoles cómo hacer esas recetas especiales o instrucciones de cómo tejer al crochet; puntos de costura simples; los mejores juegos de golf del abuelo o cómo cultivar plantas, etc.

Comenzar una colección a larga distancia: A los niños entre 8 y los 12 años de edad les fascina coleccionar artículos y recibir adiciones para sus álbumes. Si usted vive cerca de la playa o colecciona fósiles, anime a sus nietos enviándoles algunos ítems especiales en forma periódica. Pueden hacer lo mismo si viven cerca de un habitat o geografía especial y usted puede pagar por el envío si sus padres estuvieran muy ocupados. Enviándoles sitios interesantes enn el internet les mostrará que usted desea involucrarse en sus intereses personales. Anime a un nietecito que sufra de sobrepeso enviándole un pedómetro y escogiendo un lugar para caminar: “Este verano los dos caminaremos por “Alabama” (Miami, New York, Virginia, etc.) y contaremos las millas diarias, calculando dónde estamos situados en el mapa y aprendiendo acerca de los pueblos que conoceremos en el camino”. Celebrar el alcanzar la meta con un regalo de ese Estado o área.

Ofrézcase tener con usted a uno de sus nietos durante el verano: los abuelos pueden sentirse sobrepasados si piensan que deben invitar a dos o más de sus nietos a pasar las vacaciones con ellos. Es mejor invitar a uno por vez, o invitar al otro nieto a que pase el siguiente verano con los abuelos. Considere la edad de los niños. Para los niños pequeños es mejor que lo acompañe uno de sus familiares. Si no sabe qué hacer con los niños y teme que se aburran, considere las actividades que hay disponibles en su comunidad: Escuelita Bíblica de Verano (VBS) en las iglesias locales, narraciones de historias para niños en las bibliotecas públicas, clases especiales en la YMCA, recoger frutas y vegetales en el campo o acompañar a los abuelos a un evento especial para adultos de la tercera edad. Invierta en algo extra para su hogar, especialmente si usted tiene más de un nieto –un carrito de cuatro ruedas, un equipo para andar sumergido dentro de la piscina , varios juegos de mesa o materiales para realizar manualidades. Pueden crear bellos recuerdos acerca de algún proyecto juntos: confeccionar una casa para los pajaritos, bordar una carpetita pequeña, actualizar la computadora o hacer arreglos pequeños en el carro, etc.

Considere realizar una reunión familiar al año: Más y más familias que están dispersas alrededor del país descubren un especial significado en las reuniones familiares realizadas en parques de diversiones, parques estatales, reuniones campestres o cruceros. Si usted no sabe dónde comenzar, puede conseguir algunas ideas y buenos precios para grupos a través de una agencia de viajes local o por internet. Los días festivos pueden ser un buen momento para realizarlo, ya que no existen excusas para estar juntos.

Actualice los Cumpleaños: Especialmente si usted no puede estar con sus nietos durante sus cumpleaños, envíe ese correo electrónico o hágale una entrevista telefónica para descubrir lo grande que está. “Feliz cumpleaños, deseo saber todo acerca de ti.” Hágale muchas preguntas: cuánto mide, qué talla de ropa usa, cuál es su color, comida, deporte, grupo musical, mejor amigo, libro y película favoritos, cuál es la asignatura más difícil de la escuela, etc. Lo más importante: recuerde el cumpleaños y la Navidad con un toque especial, aunque se trate sólo de una pequeña tarjeta de saludo.

Adopte otro Nieto: Haga por un niño lo que usted desea que hicieran por el suyo. Muchos niños han sido separados de sus abuelos o vice-versa. Cuando nuestros niños estaban pequeños, un amigo íntimo de mis suegros se sentaba cerca de nosotros en la iglesia y nos daba alguna golosina o regalito. Sus nietos vivían lejos y cada semana ella hacía algo especial por nuestros hijos. Mi propia madre le confeccionó a máquina regalos especiales para la pequeña que ellos tenían y que asistía a nuestra iglesia. Compre artículos por 1 dólar o en ventas especiales. Muchas escuelas privadas aceptan que vayan los abuelos a leerles historias o a compartir con estudiantes que ellos mismos han seleccionado.

Tenga buen humor: mi abuelo y yo intercambiábamos cartas divertidas en las cuales pretendíamos ser indios Americanos. Él incluía algunas en sus actividades favoritas y yo hacía lo mismo con mis personajes imaginarios. Los niños entre 6-10 años de edad, a menudo aprecian los tiras humorísticas de los periódicos y los chistes. Los abuelos divertidos y sonrientes son una hermosa manera de pasar el tiempo –¡ya sea en persona o electrónicamente!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Karen Spruill, M.A. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Traducido por Chari Torres.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.