Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Embarazo de Por Vida
.
Fotografía: EBA
Ayer visité un nuevo hospital de la comunidad, especialmente diseñado para mujeres embarazadas. El maravilloso edificio presenta una hermosa arquitectura, un personal dedicado y lo último en tecnología. Mientras mi amiga y yo nos encontrábamos para almorzar, estuvimos rodeadas de mujeres que venían a dar a luz a sus bebés, de familias en salas de espera o de mujeres que serían mamás por primera vez. Comencé a recordar mis dos mañanas yendo hacia el hospital, ansiosa de tener a mi bebito en brazos.

El embarazo puede ser una impresionante etapa de crecimiento personal -¡en barriga, en espíritu y en emociones! La anticipación de un nuevo ser no es semejante a ninguna otra. Y no importa qué suceda en el mundo, esperar a su bebé es como tener todos los regalos de todas las celebraciones envueltos en uno. Fiestas, regalos para el bebé, un nuevo juego de muebles para su cuarto y considerar qué nombre le pondrá, todo forma parte del acontecimiento.

Sin embargo, no todo es dulzor y luz en la espera. Algunas molestias físicas afectan a ciertas mujeres al principio, como náusea y reacciones a diferentes olores y a los sabores de ciertos alimentos. Para otras, la deshidratación y complicaciones como resultado del embarazo, pueden llevarlas derecho a guardar reposo en cama. Al transcurrir los meses y mientras las diferentes partes del cuerpo se ensanchan, la espera puede parecer una eternidad. Durante los últimos meses, llega a ser difícil moverse, dormir, vestirse, respirar o comer cómodamente. Un bebito activo puede dejar una sensación de un guerrero dentro de una incubadora. Luego, están las primeras contracciones que engañan a quienes son madres por primera vez llevándolas a realizar viajes prematuros al hospital. Es agotador. La madre deseará que su cuerpo “regrese” a su verdadera dueña, con la sospecha de que ya nada volverá a ser como antes.

Si la madre está en relación con Dios mientras espera a su bebé, también sabrá que ese embarazo puede ser una etapa de educación espiritual elevada. El proceso de la creación, de la dependencia y de un nuevo ser, se convierte en algo mucho más real. Usted comienza a apreciar una hermandad poderosa, no sólo con todas las madres, sino con “aquellas especialmente escogidas -Sara, Ana, Elizabeth y María.

Elegida por Dios

Como cristianos del Nuevo Pacto hemos sido escogidos especialmente para llevar vida en Dios. ¡Espero dar a luz durante todo el tiempo que viva en esta tierra! Las personas de 50, 60, 70, 80 ó 90 años de edad -están embarazadas por un propósito. Puedo sentirme afligida por la confusión que rodea al mundo, confundida y, a veces, espantada; pero hay algo hermoso que crece dentro mío.

Hoy, mientras leía Romanos 8, me acordé de la espera que todos experimentamos: “Y no sólo sufre el mundo, sino que también sufrimos nosotros, los que tenemos al Espíritu Santo como anticipo de todo lo que Dios nos dará después. Mientras esperamos que Dios nos adopte definitivamente como sus hijos, y nos libere del todo, sufrimos en silencio. Dios nos salvó porque tenemos la confianza de que así sucederá. Pero esperar lo que ya se está viendo no es esperanza, pues ¿quién sigue esperando algo que ya tiene? Sin embargo, si esperamos recibir algo que todavía no vemos, tenemos que esperarlo con paciencia” (Romanos 8:23-25).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Karen Spruill, M.A. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de las version TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL © 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.