Home > Archives > La Biblia Dice >
.
El Nuevo Solario
.
Fotografía: Lonnie Bradley
El mes pasado comencé con la labor de añadir un solario en una vivienda en Poquoson, Virginia. Normalmente, los solarios pueden ser edificados en forma rápida; pero este solario era diferente. La propiedad donde se iba a realizar la ampliación estaba sobre agua, conocida como la Bahía Chesapeake. Cuando los huracanes pasan por esa región, la propiedad entera puede estar bajo agua y los fuertes vientos soplan libremente por el lugar. La calle donde está situada la vivienda se le puso el nombre de Punto de la Brisa debido a esos fuertes vientos. Edificar este solario iba a requerir algunos planos y una estructura sólida.

Empezamos por escavar dos pies en la tierra. Luego pusimos vigas metálicas en el suelo y lo unimos al resto de la casa. Luego se le puso el concreto, para formar una base estable. Este es un procedimiento normal al construir una adición; pero esta adición requería más y más varas metálicas, y que fueran más gruesas de lo normal.

Después que el concerto se hubo asentado y estuvo seco, una compañía de acero vino a realizar ciertas labores. Instalaron cuatro columnas de acero en cada esquina y vigas de metal a través del techo para conectarlas. La estructura fue asegurada a la casa y empernada al cemento.

Una vez que los albañiles completaron su trabajo, construimos la estructura de madera alrededor del metal. La madera fue asegurada al metal cada 36 pulgadas. Las vigas para el techo fueron clavadas a las paredes y luego aseguradas con franjas de metal.

Se puede decir que este solario es a prueba de huracanes. Está diseñado para que sea más fuerte que la casa en la cual está situado. Constuir una estructura fuerte como ésta toma tiempo y planeamiento extra. Cuando se comete un error se debe detener el trabajo para subsanar ese error.

Edificando una Vida Espiritual

Edificar una vida espiritual sólida toma tiempo y también necesita ser planeada en forma correcta. Cuando una persona se aleja de Dios, la relación con Cristo se detiene hasta que ella se arrepiente y pide perdón al Señor.

Jesús nos dice que edifiquemos nuestra casa en tierra firme; es decir, en Su Palabra. La persona que pone en práctica esto “…se parece a un hombre que, al construir una casa, cavó bien hondo y puso el cimiento sobre la roca. De manera que cuando vino una inundación, el torrente azotó aquella casa, pero no pudo ni siquiera hacerla tambalear porque estaba bien construida” (Lucas 6:48). Cuando llegan las tormentas, la casa queda intacta.

La persona que no pone la palabra de Dios en práctica “…se parece a un hombre que construyó una casa sobre tierra y sin cimientos. Tan pronto como la azotó el torrente, la casa se derrumbó, y el desastre fue terrible” (Lucas 6:49).

Cuando llegan las tormentas, la casa se viene abajo. Cuando nuestra vida espiritual está edificada en la Palabra de Dios podemos resistir todas las tormentas que se nos vengan encima.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a 
_______________________________

Por David Wolstenholm. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso Los versículos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA, 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.