Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Consejos al Viajar
.
Fotografía: Muriel de Sawicki
Recuerdo haber leído la historia de un niñito que odiaba la idea de que existiera el cielo. Sus maestros en la escuela dominical se asombraban y se avergonzaban por su insistencia en no querer ir allá. Cuando uno de ellos finalmente tuvo el coraje de preguntarle por qué, él respondió: “¡Porque no me gustan los guisantes!” (en el idioma inglés, la palabra “peas” suena como “peace”, que significa “paz.” Nota de la traductora). El niño había escuchado el villancico tan conocido, “Noche de Paz” y aquel encantador estribillo que dice “brilla la estrella de paz” y pensó que se refería a los mencionados vegetales. Las  palabras hermosas de la canción no lo convencieron y decidió que  no deseaba ir al cielo.

Este episodio humorístico recalca que existen muchos malentendidos acerca del cielo y de la vida futura. He aquí algunos: No tendremos nada que hacer. No será divertido. Estaremos sentados en nubecitas blancas esponjosas durante todo el día, tocando el arpa. No tendremos cuerpos reales, por lo tanto, no comeremos alimentos de verdad. ¡Nada de eso puede estar más lejos de la verdad! En realidad, la Biblia nos dice que el cielo y la tierra serán lugares completamente nuevos y exitantes.

Si usted lee el siguiente folleto turístico, ¿no desearía ir a ese lugar? Destino: el Cielo, la Tierra Nueva y puntos adyacentes. Viaje gratis. ¡Se facilitan las alas! Broncéese en un clima perfecto. Explore este paraíso vírgen jamás tocado por el crimen, la violencia, la contaminación, la enfermedad, el dolor ni la muerte. Disfrute del placer de caminar por calles de oro. Nade en aguas permanentemente cristalinas. ¡Edifique su propia mansión y coseche su propio alimento! Disfrute del tiempo ilimitado para  desarrollar sus dones y talentos. Experimente la sensación de estar en un inmenso parque de animales salvajes sin jaulas ni rejas –todos ellos viviendo en paz –¡incluso, los de los patas!  ¡Música increíble! Vea a Dios cara a cara –converse con su Creador en persona. Abrace a Jesús por hacer posible que usted se encuentre allí. ¿Costo? ¡Todos los gastos pagados!

No Más Lágrimas

“Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. Oí una potente voz que provenía del trono y decía: ‘¡Aquí, entren los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos seran su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir’” (Apocalipsis 21:1-4).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a 
_______________________________

Por Kathy A. Lewis. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.